Generic placeholder image
Generic placeholder image

RECORTE DE LOS RECURSOS A LAS REGIONES ES UNA IMPOSICIÓN DEL FMI, EXPLICÓ EL SENADOR ROBLEDO

Oficina de Prensa, Senador Jorge Enrique Robledo, Vocero del Polo Democrático Alternativo en el Senado, Bogotá, 10 de mayo de 2007 El Polo Democrático Alternativo dejó en el senado constancia de voto negativo al Acto Legislativo de Transferencias, trámite en el que el uribismo no permitió que se agotara la lista de oradores ni le […]

fmi recorte de recursos

Hace 11 años

Oficina de Prensa, Senador Jorge Enrique Robledo, Vocero del Polo Democrático Alternativo en el Senado, Bogotá, 10 de mayo de 2007

El Polo Democrático Alternativo dejó en el senado constancia de voto negativo al Acto Legislativo de Transferencias, trámite en el que el uribismo no permitió que se agotara la lista de oradores ni le concedió la palabra, antes de la votación, al vocero del Polo en dicha corporación.

La constancia de voto en contra tiene como principal sustento que esa ley busca reducirles en $49,8 billones los recursos para salud, educación y saneamiento básico a las regiones, suma que se discrimina en $19,4 billones a los departamentos y $30,4 billones a los municipios. Las siguientes serán algunas de las sumas que se perderán: Caldas: $503.841 millones, Tolima: $786.069 millones, Chocó: $590.000 millones, Bogotá: $4,6 billones, Barranquilla: $863 mil millones, Antioquia: $2,09 billones, Bolívar: $924 mil millones, Nariño: 789 mil millones, Boyacá: $1,01 billones, y Risaralda: $260 mil millones.

En el debate también se probó que el gobierno está dando cifras amañadas, como ocurre cuando cuenta como efectivamente cubiertos por el régimen de salud a 5 millones de colombianos, que si bien están afiliados a la seguridad tienen los derechos suspendidos, porque perdieron el empleo o porque sus patrones no cancelan las cuotas mensuales, al igual que reporta como estudiantes a 3.800.000 niños que aparecen como matriculados, pero que desertaron de las aulas.

El senador Jorge Enrique Robledo denunció el origen de la decisión de golpear más a los pobres de Colombia. Explicó que los recortes empezaron cuando los ordenó el Fondo Monetario Internacional (FMI), mediante el acuerdo Stand By del 3 de diciembre de 1999, se ratificaron con un anexo a dicho acuerdo titulado “FMI acoge Plan Colombia”, el 20 de diciembre de 2001, y siguieron con otro pacto con los mismos banqueros, el 23 de mayo de 2006.

Quien lea el último texto, explicó el vocero del Polo, comprobará que no son ciertas las afirmaciones del uribismo de que no habrá recortes o que estos se harán porque ya esos gastos no son necesarios. El párrafo reza: “Transferencias. Según las normas vigentes, a partir de 2009 el esquema de transferencia de recursos a los entes territoriales debe retornar al que existió hasta 2001, y que obligaba a que las transferencias crecieran en la misma proporción en que lo hacían los ingresos corrientes de la administración central. En virtud a que hacer efectivo dicho cambio atentaría contra la sostenibilidad de las finanzas de la administración central, el gobierno presentará al Congreso una propuesta de reforma constitucional, que, a grandes rasgos, busca hacer permanente el esquema actual, que es de carácter transitorio.”