Generic placeholder image
Generic placeholder image

Los mandados del fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno al Fiscal General Néstor Humberto Martínez

“Mandados para el sicariato judicial y para ser chaleco antibalas de unos y para joder a otros” Enero de 2021.

Hace 1 mes

Tomado de: https://youtu.be/5ggzbsVwmSo

Introducción

María Jimena Duzán: Usted me dijo que a usted lo nombraron para hacer favores.

Luis Gustavo Moreno: Para hacer mandados, sí.

María Jimena Duzán: ¿Pero qué tipo de mandados?

Luis Gustavo Moreno: Sicariato judicial y para ser chaleco antibalas de unos y para joder a otros. Y eso no era a las espaldas de Néstor Humberto, María Jimena, esto era con línea de Néstor Humberto, desde luego.

Contenido:

María Jimena Duzán: Esta es la primera vez que el ex fiscal Luis Gustavo Moreno va a hablar sobre la corrupción en la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez, allí mismo donde él llegó nombrado por el propio Néstor Humberto Martínez, como jefe de la Unidad Anticorrupción. Anteriormente, en la primera entrega, había hablado sobre la corrupción que había en el Cartel de la Toga, que toca expresamente a la Corte Suprema de Justicia y al Congreso y a los políticos. Eso es lo que él contó en su principio de oportunidad. Pero, por primera vez va a hablar de lo que no contó en su principio de oportunidad: de la corrupción en la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez.

Luis Gustavo Moreno: Ellos van a decir que yo no manejé Odebrecht. Mire, el caso de Odebrecht llegó en diciembre, eh, me llamó el Fiscal, me dijo, pues, conforme un equipo de fiscales que hagan caso, Moreno. Y yo me puse a la tarea de conformar un equipo de esos fiscales que hacen caso. Yo cojo a Cerón, que Cerón me dice, jefecito, mire, yo hago lo que me toqué hacer, pero no me vaya a trasladar para Cartagena. Ella estaba sufriendo por un traslado… (María Jimena Duzán: Amparo) Entonces, yo la dejo acá, la mejoro. Pero yo necesito que usted haga caso. Y él tenía contacto directo, incluso, después de que lo, de lo apartaran del caso, al punto que la fiscal que yo puse a coordinar el caso, que se llama Amparo Cerón, tenía oficina en el Shering, el Shering, o en otro lado, fuera de donde yo tenía la Unidad Anticorrupción que era con posterioridad al frente del Búnker. Y a ella le tocaba estar entrando mucho al despacho de la vice y al despacho del fiscal, y el fiscal no quería que ella subiera mucho al despacho de él. Entonces, se le ubicó una oficina dentro del Búnker al equipo de Odebrecht para que pudieran estar subiendo constantemente al despacho de la vice y él bajar y hablar con ellos. Pero él ya, él no quería, desde el principio, que se dieran cuenta que él sí tenía manejo, y siempre lo tuvo, sobre las investigaciones de Odebrecht. Así digan que no, que la fiscal es de mucho tiempo y de carrera, la fiscal la nombré yo, la resolución, así ellos hayan sacado resoluciones posteriores, quién crea el grupo de corrupción trasnacional es Gustavo Moreno, y designa unos fiscales que tenían ese perfil. Si uno les dice vaya y capture al Papa, por cualquier cosa, va y lo captura. O vaya y deje en libertad a Mancuso, va y deja en libertad a Mancuso. Porque ese tipo de fiscales hay dentro de la Institución.

María Jimena Duzán: Según Luis Gustavo Moreno, Odebrecht no es el único mandado que hizo. También hizo otro específicamente, el de Llanopetrol. Qué es Llanopetrol, pues un escándalo que en el 2017 la Unidad Anticorrupción, en su lucha contra la corrupción, destapó el propio Luis Gustavo Moreno, por orden de Néstor Humberto Martínez. En el escándalo de Llanopetrol, supuestamente, se hizo porque se habrían utilizado dineros de la Gobernación del Meta para la realización de unos estudios de prefactibilidad con miras a construir esta refinería en el Meta, en los Llanos, llamada Llanopetrol. Pues bien, lo que cuenta Luis Gustavo Moreno en esta entrevista es que Néstor Humberto Martínez tenía un conflicto de interés en este escándalo que nunca hizo público.

Luis Gustavo Moreno: Él tenía otro conflicto de intereses muy grande allá en la Fiscalía y no se quiso declarar impedido.

María Jimena Duzán: Qué es cuál.

Gustavo Moreno: Yo manejé eso, sí, había rendido concepto, y él no sabía, priorizamos un caso, y cuando capturamos se pegó una emputada del siglo. Y pues, ya, no se le pudo dar manejo, pero me dio la orden de que nadie se fuera a dar cuenta de que él había rendido concepto. Nosotros terminamos priorizando ese caso sin saber qué era Llanopetrol. La gente hizo unas denuncias muy genéricas, que iban a construir, que no construyeron, que eso ahí había un elefante blanco. Cuando yo hablo con la fiscal Martha, ella muy asustada me dijo, sí, doctor, yo realmente no sé cómo manejar eso, porque ahí está el jefe. Yo le doy parte de tranquilidad, le digo, tranquilo, tranquila Martha, el jefe dice que nadie se puede dar cuenta. No, imagínese que este señor en la audiencia, en la captura, en la legalización de la captura, me dijo que cómo Néstor Humberto les hacía eso, si él estaba ahí. Y entonces esa preocupación me la transmite Martha Roa a mi como fiscal, y yo la tenía también de coordinadora de un grupo de varios fiscales.

María Jimena Duzán: O sea qué, le hago la pregunta, a usted le pedía ese tipo de favores Néstor Humberto, que era que le escondiera los…

Luis Gustavo Moreno: Sí, claro, me los pidió, me los pidió, me lo pidió, y le cumplimos.

María Jimena Duzán: Que era que le escondiera los conflictos de intereses, que en este caso eran…

Luis Gustavo Moreno: De ese, de ese, pa` no hablar ahorita de otras cosas. De ese, de Llanopetrol. El concepto yo lo tuve en mi despacho, pero obviamente a mi en el allanamiento me recogieron todos los documentos…

María Jimena Duzán: ¿Incluido el concepto?

Luis Gustavo Moreno: Sí, pero eso no está relacionado. Cuando yo miro las cosas de lo que allanaron y de lo que cogieron, ahí no aparece el concepto.

María Jimena Duzán: Ustedes se preguntarán, bueno, y por qué él nunca, nunca –Luis Gustavo Moreno–, ha hablado de la corrupción dentro de la Fiscalía. Ah, pues, porque su principio de oportunidad, el que selló y acordó con la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez, que fue el que lo capturó, pues, circunscribió toda su colaboración solo al Cartel de la Toga. Nada a lo que pasó en la Fiscalía.

Esta es la historia de ese principio de oportunidad.

Usted firmó un principio de oportunidad solo y exclusivamente para hablar del Cartel de la Toga, no para hablar de la corrupción en la Fiscalía.

Luis Gustavo Moreno: Sí señora, eso es así, ajá.

María Jimena Duzán: ¿Por qué? Es increíble.

Luis Gustavo Moreno: Porque al señor Néstor Humberto no se le dio la gana y no se le dio la gana, porque la dinámica del principio de oportunidad es yo hablar para arriba, y arriba estaba él. Cuando a usted le dan un principio de oportunidad en materia legal, en materia penal, es con el propósito de los peces pequeños hablen de los grandes. Y si yo era el director nacional Anticorrupción de quién tenía que hablar, pues de mis superiores. Y arriba mío solo estaba la vice, Néstor Humberto y Osorio, no había nadie más. Entonces yo entendí, obviamente, el principio de oportunidad realmente lo pedalea la Corte, la Corte Suprema de Justicia. Y yo le creo cuando me dicen que se van a depurar porque veo que están indagando y todo eso, y cuando le piden que se aparte del cargo a este señor Malo, que no lo hace, y bueno, y pasa todo lo que pasa, y todo ese tiempo yo estuve declarando sin principio de oportunidad. Porque me mamaron gallo. Y viene toda la presión de la izquierda, de Robledo y de mucha gente, que hace que eso se mueva, y yo termino haciendo un principio de oportunidad que cualquier abogado le hubiera dicho no lo haga, no lo haga porque no me dieron nada, no lo haga porque usted se va extraditado, no lo haga porque todas las condiciones que me pusieron eran para que no hablara. O sea, ellos no tenían por dónde arrancar, solo tenían de Musa. Si hubieran querido, pues yo hablo solo del acto de corrupción de Musa, y digo fue así, fue así y listo se acabó la película. A mi el principio de oportunidad me lo aprueban el día que yo me subo al avión. A mi me hacen la audiencia a las 8 de la mañana para aprobar el principio, lo aprueban, y a las 12 del medio día estoy en un hangar en un avión de la DEA esperando que me hagan la documentación para subirme, para irme para los Estados Unidos. Es que, María Jimena, si usted mira esto con detalle, se ha hecho todo para que yo no hable.

María Jimena Duzán: Luis Gustavo Moreno es extraditado, como todos sabemos, y es llevado a una cárcel de Estados Unidos, pero allá en Estados Unidos la DEA, no solamente le pregunta por los magistrados, ¿saben por quién más le preguntan?

Luis Gustavo Moreno: Cuando yo llegué extraditado a Estados Unidos. Desde que a mí me capturaron, los agentes de la DEA pidieron hablar conmigo. Yo los recibí, entraron al Búnker de la Fiscalía y me dijeron, ellos me dicen: queremos a los magistrados, quiénes, qué más, qué políticos, qué otros abogados. Porque hay más abogados, Moreno no es el único. Entonces, yo les digo, mire, yo no hablo porque mi esposa y mi hija están en Colombia, hasta que mi esposa no esté acá y mi hija. Bueno. Y toda va muy bien, incluso mi pena se acercaba a lo que le dieron a Pinilla, yo incluso quería que me dieran tiempo cumplido, y estábamos ahí en esa discusión cuando me dicen, por qué no le recibe una llamada a Néstor Humberto. Les dije, yo estuve 11 meses preso en Colombia, estuve en el Búnker, él me mandó al general Pérez Alvarán para que volviera al Búnker, y le dije, yo no tengo nada que hablar con el señor Néstor Humberto, si él hubiera querido el día que me captura o los quince días que estuve allá, estuve por segunda vez cuando yo (¿??) en el principio de oportunidad, hubiera podido visitar o hacerme subir a su despacho. Entonces me dicen, días después, que él va a ir a los Estados Unidos, y que se quiere entrevistar conmigo. Yo dije, ¿va a entrar al Federal (¿??)? Entonces me dijeron, obvio no, lo vamos a trasladar al despacho del fiscal y ahí hay unas salas y ahí se va a entrevistar con usted. Le dije, a la fiscal, a la coordinadora, yo no tengo nada que hablar con Néstor Humberto, no tengo nada que hablar. Y, oh sorpresa, que a los 10 o 15 días me dice, queríamos información de Néstor Humberto. Yo les dije, mire, no hay posibilidad, porque el tiene mi principio de oportunidad en Colombia, porque yo tengo mi familia en Colombia y porque él es nada menos que el Fiscal General y todavía le quedan dos años, entonces, me dijeron, piénselo. Y como me sostuve en el no, me dijeron, pues, entonces, le vamos a quitar el Parol a su esposa y va a tener que regresar a Colombia. La abogada de migración me dice, tranquilo, Gustavo, si ellos se la dieron por seguridad, y ahora se la quitan, pues, ya tenemos confirmado el asilo. Entonces me dicen que me van a dar 10 años de prisión, eh, la juez, dice, mire, fiscal, eh, esos son los mismos hechos que en Colombia y yo no pretendo darle una medalla al señor Moreno, pero tampoco le voy a dar lo que usted me está pidiendo, yo no le voy a dar más, eh, que lo que los colombianos le dieron. El señor peleó, que yo no iba a regresar al país, que iba a pedir un asilo. Ella dijo, yo no voy a fallar respecto a hipotéticos, pero le voy a dar 4 años. Me pude haber quedado en Estados Unidos, estaría libre como Lyons, seguramente.

Yo llegué extraditado, eso no lo puedo repetir, me subieron a la oficina y me dijeron, el señor fiscal y del fiscal le manda saludos y la vicefiscal le manda saludos, esperemos que llegue bien, no se preocupe, aquí va a estar en el Búnker, va estar bien, para bien, pa, pa, pa, llegan a su casa, llama a su abogado, eh. Una recomendación, acá entre nos, nos disgusta que hable con este periodista, con este periodista y con este periodista, no lo vaya a hacer porque eso va a molestar al Fiscal, dentro de esa lista estaba, pues…

María Jimena Duzán: Yo…

Luis Gustavo Moreno: Estoy hablando con usted, estaba Daniel, estaba Guillén.

María Jimena Duzán: Si es cierto lo que dice aquí en esta entrevista Luis Gustavo Moreno de la manera cómo a su llegada a la Bogotá, la Fiscalía de Barbosa le advirtió y casi que le prohibió que hablara con periodistas como Daniel Coronell, Gonzalo Guillén y María Jimena Duzán. Si eso es cierto, pues es muy grave, y saben por qué, pues, porque ese no es papel de la Fiscalía, la Fiscalía lo que tiene es que buscar la verdad, investigar, incluso si la corrupción es dentro del organismo.

Si ustedes quieren conocer más historias como estas que no son fáciles de sacar, porque la verdad asusta a muchos, vea nuestro canal, y opriman la campanita. No nos callarán.