Generic placeholder image
Generic placeholder image

Los abusos con las tarifas de energía eléctrica deben parar

Bogotá, 5 de agosto de 2015 Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo Es necesario crear una comisión independiente del gobierno nacional, conformada por académicos y estudiosos de alto nivel, para que le cuente al país cuánto ganan los monopolios de la electricidad, concluyó el senador Jorge Enrique Robledo en el debate realizado hoy en […]

Hace 2 años

Bogotá, 5 de agosto de 2015
Oficina de Prensa
Senador Jorge Enrique Robledo

Es necesario crear una comisión independiente del gobierno nacional, conformada por académicos y estudiosos de alto nivel, para que le cuente al país cuánto ganan los monopolios de la electricidad, concluyó el senador Jorge Enrique Robledo en el debate realizado hoy en la Comisión Quinta del Senado sobre la política tarifaria en el servicio de energía eléctrica y su impacto negativo sobre la ciudadanía y la competitividad del país.

Nada más alejado de la libre competencia que el sector eléctrico, explicó el congresista del Polo Democrático. La generación es una actividad oligopólica, situación confirmada por estudios del Banco de la República, la Superintendencia de Servicios Públicos y estudios del gobierno. La transmisión, distribución y comercialización son monopolios naturales. Y a pesar de estos hechos, la Comisión de Regulación de Energía y Gas, Creg, en las resoluciones que definen las fórmulas tarifarias emplea parámetros que suponen que el mercado eléctrico es de competencia. En este sector, además, hay mucha oscuridad en la información. Las fórmulas no las entiende nadie, agregó Robledo, lo cual se aprovecha para cargarles elementos que inflan las ganancias de las empresas contra los usuarios y que hacen crecer las tarifas por encima de la inflación.

En las tarifas se les cobra a los usuarios los equipos como nuevos, cuando por ejemplo, el 32% de los transformadores ya cumplió su vida útil. La fórmula emplea la tarifa de tasa de renta del 33%, cuando en la última reforma tributaria bajo al 25% y eso no se cambio en las resoluciones, de donde podría constituirse un prevaricato por omisión. Se reconocen pérdidas de energía alejadas de la realidad; en Codensa, por ejemplo, se admiten del 12% cuando las reales son de 7%. No existe auditoría a los datos que pasan las empresas, se les cree buena fe. No me sorprendería que las fórmulas tarifarias de la energía eléctrica esten diseñadas con una dosis de corrupción, concluyó Robledo.

Existen recomendaciones realizadas por un estudio del gobierno, sobre cómo las tarifas deben reflejar los costos reales, la regulación de las pérdidas, la auditoría sobre la información que proveen las empresas, etc., que de aplicarse podrían bajar las tarifas entre 20 y 35 por ciento, según ha explicado María Luisa Chiape, presidente de Asoenergía. Cuestionamientos ante los cuales el Ministro de Minas dio respuestas generales, una forma inaceptable e inadecuada de tramitar las preguntas de los Senadores. El senador Robledo llamó por último a crear una unidad de los usuarios residenciales y empresariales contra los abusos de compañías de energía eléctrica.