Generic placeholder image
Generic placeholder image

Ley Llera 5.0 sí se hundió en la Plenaria del Senado: Robledo

Esa ley afecta la dignidad nacional porque el gobierno Santos la tramita obedeciendo exigencias del gobierno de los Estados Unidos a cambio del voto positivo para el ingreso de Colombia a la OCDE

#NoLeyLleras

Hace 1 mes

Boletín de prensa

“Con 40 votos por el No y 18 votos por el Sí, fue hundida la llamada Ley Lleras 5.0 en el Senado de la República,” señaló el senador Jorge Enrique Robledo. Es una buena noticia para Colombia, agregó el congresista del Polo Democrático. Esa ley afecta la dignidad nacional porque el gobierno Santos la tramita obedeciendo exigencias del gobierno de los Estados Unidos a cambio del voto positivo para el ingreso de Colombia a la OCDE, y restringe el acceso a todo el conocimiento que se puede encontrar en la internet y en otros sitios de consulta como las bibliotecas.

El nombre de Ley Lleras 5.0. se da porque la primera vez que se presentó su autor fue Germán Vargas siendo ministro del Interior y por ser la quinta vez que se presenta. La ley, que ya fue declarada inconstitucional por vicios de trámites, se aprobó como ley ordinaria en la Comisión Primera del Senado y siguiendo esta lógica se hundió en la Plenaria. Cualquier leguleyada que se inventen el gobierno o sus amigos en el Congreso para revivirla es abiertamente ilegal e inconstitucional, señaló Robledo.

La Ley Lleras 5.0 busca aumentar la protección de los derechos de autor de las personas jurídicas de 50 a 70 años. Y sanciona con cárcel de cuatro a ocho años tanto a una persona que haciendo una investigación para la universidad como a quien con fines de lucro hace piratería con los derechos de autor de otro. Lo contenido en la iniciativa del gobierno nacional evitaría a las personas acceder con libertad a los conocimientos en internet, así sea con fines académicos. Robledo concluyó que lo que se necesitan es un uso justo de los derechos de autor.

Bogotá, 22 de marzo de 2018

Oficina de Prensa

Senador Jorge Enrique Robledo