Generic placeholder image
Generic placeholder image

El ministro Carrasquilla no debe ser amnistiado

Carta abierta al senado.

Hace 1 semana

Apoyándose en un concepto que no resiste análisis, el presidente de la corporación, senador Ernesto Macías, se empecina en no permitir que se tramite la Moción de Censura en contra del ministro Alberto Carrasquilla, veto a todas luces ilegal que ocurriría por primera vez desde su existencia en Colombia.

 

Son dos las deleznables teorías del concepto y del senador Macías: “Que los lineamientos que caracterizaron a los citados programas de gobierno terminaron en el año 2010”, al finalizar el segundo mandato de Álvaro Uribe Vélez. Y que “si las conductas (las de los Bonos Carrasquilla) se ejecutaron en el ámbito privado, no pueden ser materia de reproche político”. Aunque parezca increíble, esto se afirma sobre un caso en el que Carrasquilla jugó un papel protagónico en todos sus aspectos, se robaron sumas enormes que están en investigación legal y condujo a que, en la actualidad, muchos de los 117 municipios entrampados no disfruten del agua que ya pagaron y siguen pagando, y tampoco tengan con qué hacer obras que tanta falta les hacen.

 

Lo que faltaba en Colombia. Que en una notoria extralimitación de sus funciones, el Presidente del Senado impida que se escrute el pasado político, público y privado de un servidor del Estado, al impedir que se debata y vote sobre Alberto Carrasquilla una Moción de Censura que cumple con todos los requisitos legales.

 

Si se impusiera esta especie de amnistía política al ministro Carrasquilla por su turbio pasado, además se violarían los derechos a la libre expresión, la participación política, la oposición y el control político, ¡en el Senado!, con lo que el autoritarismo reemplazaría los criterios democráticos. Y la Presidencia de Iván Duque, quien tiene que estar al tanto de esta desproporción, apenas lleva dos meses.

 

Atentamente,

 

Senador Jorge Robledo

Senadora Angélica Lozano

Senador Antonio Sanguino

 

Bogotá, 7 de octubre de 2018.