Generic placeholder image
Generic placeholder image

El Polo y yo solo hacemos en política aquello que consideramos lo mejor para Colombia

Intervención del senador Jorge Enrique Robledo, 17 de febrero de 2018, durante el acto celebrado en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada para proclamar su candidatura al Senado por el Polo. Polo frenteando esta batalla, este Polo está con Sergio Fajardo, este es el Polo de Carlos Gaviria. Tengo la absoluta certeza de […]

#robledo Fajardo Polo SenadoPolo1

Hace 9 meses

Intervención del senador Jorge Enrique Robledo, 17 de febrero de 2018, durante el acto celebrado en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada para proclamar su candidatura al Senado por el Polo.

Polo frenteando esta batalla, este Polo está con Sergio Fajardo, este es el Polo de Carlos Gaviria. Tengo la absoluta certeza de que si Carlos Gaviria estuviera vivo, estaría sentado aquí hoy, presidiendo este acto grandioso

Empezar dándoles mis agradecimientos a todos ustedes, compañeras y compañeros, por estar esta noche aquí, por su cariño y por su actitud de lucha por transformar a Colombia. Saludar a Álvaro Argote, nuestro presidente nacional, clave en esta etapa del Polo Democrático Alternativo, que como ustedes saben, ha sido muy compleja. Muy bien, Álvaro, hemos tenido el presidente que necesitábamos en este momento. Saludar también, debería estar en esta mesa y no lo está, a nuestro secretario general del Polo, Gustavo Triana, sin su paciencia, sin su tino político, tampoco podríamos estar donde estamos. Por supuesto un saludo muy especial a mi queridísimo amigo y ejemplo de vida, de larga vida y la de más que va a disfrutar, Germán Navas Talero, un abrazo grande, Germán. A Sergio Fernández, también mis saludos, su inteligencia, su agudeza, su tradición de lucha en el movimiento estudiantil, estoy seguro de que lo vamos a tener en la Cámara de Representantes. A María E. Botero, relativamente nueva en estas lides, pero que, como hoy y antes lo hemos visto, nos resultó generala, María E, sin duda alguna.

 

Y a Sergio Fajardo, como él bien lo dice, mi nuevo amigo. Realmente hemos compartido muchísimo con Sergio y hemos logrado muchas coincidencias en temas importantes, empezando por su sentido de cariño a Colombia y por su claro sentido de la honradez y la decencia como parte fundamental del quehacer político.

 

Entramos a la recta final. Nos quedan tres semanas en las que se define todo. Nos estamos acercando al día de la quema, como se dice coloquialmente, que es cuando se ve el humo. Como una manera de estimular el inmenso esfuerzo que hemos de hacer en estos próximos días, he querido presentarles un balance para mostrar cómo acertamos por completo en todo lo que hemos venido haciendo a lo largo de este último año en la vida del Polo Democrático Alternativo.

 

El primer gran acierto, y en él jugaron un papel clave la jefatura del Polo y Álvaro Argote hace un poco más de un año, cuando decidimos la línea del Polo para esta campaña electoral. El primer gran acierto, sin el cual no tendríamos nada, fue haber definido que íbamos a promover un proyecto ni-ni. O sea, ni con la cúpula de la Unidad Nacional ni con la del Centro Democrático. Fue la primera orientación clave. Porque ya en ese momento se debatía en Colombia y se debatía en el Polo Democrático Alternativo si este se iba a convertir en un partidito anexo a cualquiera de las fuerzas retardatarias que gobiernan a Colombia. Decidimos que no, que seríamos ni-ni, ni santistas, ni uribistas. Y en estos días en que Vargas Lleras anda escabulléndose formalmente del santismo, hay que agregarle otro ni. Ni, ni y ni, el ni del doctor Vargas, que anda de astuto para conseguirse unos votos bregando a enredar las cosas.

 

Esta es la decisión clave y sin la cual no hay nada, porque es la que reafirma que el Polo Democrático Alternativo sigue siendo el Partido que creamos. Es que nosotros no nos creamos como un partido de la tradición liberal-conservadora. Nosotros no somos una disidencia de ese pensamiento. El partido que creamos con Carlos Gaviria es un partido de ruptura con esa tradición, que ha fracasado para ser la que dirija la transformación de este país. Y no solo ha fracasado, sino que lo ha dejado preso del atraso productivo, de la pobreza, de la corrupción, de las desigualdades. Fue con lo que nosotros rompimos. Ese es el Polo Democrático Alternativo que creamos. Y si ese Polo se hubiera perdido en esta definición ni-ni, para usar mis palabras, se habría perdido sin duda toda la parte fundamental de sus decisiones. No caímos en el garlito, en el juego, de meternos en la pelea de perros y gatos entre santistas y uribistas en torno a los temas del proceso de paz. Proceso de paz que nosotros hemos respaldado, pero que tiene que ser superado como tema central del debate, para que Colombia se dedique a hablar de otros puntos fundamentales, el hambre de nuestro pueblo, el desempleo de nuestros compatriotas, un país donde la gente ya no se muere del corazón ni de los riñones, sino que la mata el sistema de salud, el derecho a educarse de las gentes sencillas de Colombia, y, particularmente, la lucha contra la corrupción nauseabunda que se ha tomado este país.

 

Este es el pleito que tenemos, este es el gran pleito de la política nacional: si vamos a permitir que nos regresen a los días del binomio liberal-conservador, con otros nombres, para que no haya alternativa de transformación, para que las elecciones se vuelvan carreras de caballos en las que compiten varios ejemplares, pero todos del mismo dueño, de forma tal que, como siempre ha sucedido, sin importar al final qué caballo gane, siempre ganen los mismos con las mismas, ganen los concentradores de la riqueza, ganen las trasnacionales y por supuesto, gane don Luis Carlos, que todavía no sabe lo que es perder en la vida de sus negocios.

 

De esta historia de los mismos con las mismas ya hablaba Jorge Eliecer Gaitán en 1940. Y para mostrar que aquí en Bogotá no es una ficción, veamos la actitud de los mismos con las mismas en relación con el nefasto gobierno de Enrique Peñalosa. Cuando llegó la hora de elegirse, cada uno de ellos presentó su candidato. Pero apenas ganó Peñalosa, todos se amartelaron, todos se volvieron combo y lo hicieron para gobernar mal y para atropellar de manera gravísima la democracia. Es absolutamente inaceptable, una vergüenza, un atropello de Juan Manuel Santos, de Germán Vargas Lleras, de Álvaro Uribe Vélez, el que se hayan empecinado en violar la Constitución y la ley para impedir que los bogotanos podamos votar la revocatoria de Enrique Peñalosa. Y nos hablan de democracia y se pavonean de demócratas cuando ni siquiera son capaces de respetar la Constitución que ellos mismos redactaron.

 

Y esto es lo que está desafiando el Polo Democrático Alternativo, es a esto a lo que le decimos que no. Y por eso es que se han ido del Polo los que se fueron, porque se fueron a sometérsele al santismo, a presentarse como gran cosa por santistas.

 

Segundo gran acierto, también orientado por la dirección del Polo. Senador Robledo, me dijeron, usted como candidato a la Presidencia deberá promover la más amplia coalición que jamás se haya soñado en Colombia. Bueno, lo acepté, y nos dedicamos desde hace un año con Claudia López, con Sergio Fajardo, el Polo, Compromiso Ciudadano y la Alianza Verde a constituir esta Coalición. Y se burlaron de nosotros. Como el ladrón juzga por su condición, les pareció imposible que nosotros pudiéramos hacer cosas que ellos son incapaces de hacer. Pues bueno, coronamos con éxito la tarea, aquí estamos en la Coalición Colombia con tres criterios fundamentales, a cuál más importante. El primero, no es una Coalición pensada para que termine en las elecciones de este año, sino pensada para convertirnos en un proyecto de largo plazo que nos permita batallar por las Alcaldías y por las Gobernaciones en las elecciones del año entrante.

 

Segundo, un programa nacional y democrático, que de realizarse, le va a producir cambios bien positivos al país. Sergio Fajardo ya entró en algún grado de detalle. Pero mencionemos un hecho grueso. Está allí la posición de revisar los TLC, de analizarlos como debe ser y formularles los correctivos a que haya lugar. Cuando lo planteé, me dijeron que estaba loco, que era imposible. Y ya hasta don Germán Vargas anda haciéndolo, claro, en su politiquería, porque ellos son expertos en hablar de cosas que después no cumplen desde la jefatura del Estado. Contamos además con un programa clave, sin el cual no es posible resolver los problemas nacionales. Y eso también es de gran importancia.

 

Y por supuesto, no es menor que esta sea una Coalición montada contra la corrupción, contra los corruptos. Y enfatizo particularmente en un hecho muy grave, y es que la corrupción fue el mecanismo que se inventaron estos politiqueros que nos han gobernado desde los días del Frente Nacional para poder gobernar de la peor manera y, aun así, ganar las elecciones. Es lo más perverso que una persona que no sea demócrata pueda inventarse. O sea, atornillarse por los siglos de los siglos sin importar cuán mal gobiernen. Y la última astucia que están haciendo, Sergio, es que se han inventado que nosotros somos el diablo, el coco. Qué miedo, llegaron los fajardistas, el horror. Lo único que nos faltaba, el cinismo de estos personajes, unos dirigentes que retan al país con la lógica de que es que usted no sabe quién soy yo, que se paran y dicen: sí, somos los peores para gobernar, nadie gobierna peor que nosotros, pero eso sí, no se vayan a atrever siquiera a soñar con cambiar a Colombia, porque siempre sería todavía peor. Su manera de perpetuarse: la mentira como instrumento fundamental en el debate político. Y no sorprende la mentira y el maltrato del que estamos siendo víctimas, porque la primera gracia del corrupto es ser un mentiroso, la primera gracia del corrupto es mentir para poder desarrollar sus corruptelas.

 

Y el tercer acierto de la Coalición, y es un acierto súper clave, y sí que les duele, haber escogido a Sergio Fajardo como la punta de lanza de este proyecto. Que tiene los méritos suficientes se prueba de una manera simple, y es que él hace parte de esta Coalición, de este proyecto, no está con ellos. Cuántos coqueteos le han hecho a Sergio Fajardo para que se vaya para allá a embellecerles sus proyectos contrarios al progreso de Colombia, y ha mantenido su firmeza, ahora y desde los tiempos que nos señaló aquí, hace 18 años, ha mantenido la firmeza y no ha querido entregárseles a quienes han malgobernado a Colombia. Pero además con un asunto que no es de menos cuantía: ha demostrado eficacia en política. Esta no es una candidatura para dejar una constancia histórica, esta no es una candidatura para ver cómo le ponen una medallita más y que a alguien se le amplíe más la vanidoteca, como tantas otras que se plantean, ni es para permutarla por baratijas burocráticas ni contratos por el camino, como otras tantas de las que estamos viendo.

 

No. Esta es una candidatura para ganarles la Presidencia de la República a los mismos con las mismas. Y que es eficaz para ganarles, pregunten en Medellín y en Antioquia. Sergio Fajardo cogió a toda la politiquería de Medellín en una votación a la Alcaldía y los derrotó con las manos limpias, a voto limpio. Y después les dio una pela en la Gobernación de Antioquia, donde les metió un millón de votos a todos los politiqueros antioqueños.

 

Cuando me preguntan, entonces, por qué tomamos las decisiones que tomamos, y particularmente, la de retirar por consenso del Polo mi candidatura a la Presidencia, aun cuando fue iniciativa mía haberlo propuesto, y fue también por consenso en el Polo respaldar la candidatura de Sergio Fajardo y constituir la Coalición Colombia –les debe quedar claro a los polistas, fue por consenso todo lo que venimos haciendo–, estoy resumiendo la respuesta con una frase muy buena porque educa mucho: yo solo hago en política y en el Polo solo hacemos en política aquello que consideremos lo mejor para Colombia, así sea, o parezca ser, contrario a los intereses particulares míos o del Polo Democrático Alternativo. Y les doy a los jóvenes, y aquí veo muchos, un consejo de veterano. Si se van a meter en política, deben estar resueltos a preferir siempre los intereses generales, nacionales, del país, de la comunidad, al interés personal. Porque si no actúan así, se pudren inexorablemente en la lucha política. Todos los días, cada media hora, se presenta en la política el mismo dilema, entre el interés nacional, el interés general, o el interés particular. Todo el día. Entonces les repito mi consejo sobre todo a los jóvenes: si no son capaces de actuar así, dejen la política. Hay muchas otras cosas que hacer en la vida y no quedan como unos bandidos.

 

Cómo entender este acierto del Polo Democrático Alternativo, que nos enorgullece a todos los dirigentes, a Álvaro Argote, a todos. El éxito se explica por una razón. Nosotros tuvimos unos estrellones muy duros con Álvaro Uribe, y, digamos, fueron relativamente fáciles de manejar, porque cuando a uno el enemigo le sale de frente, al minuto sabe uno cómo es la parada, como decían hace años. Pero aquí el lío que tuvimos es que Santos resultó ser el más marrullero, el más politiquero y el más corrupto de los presidentes de Colombia. Y la decisión que él tomó no fue confrontarnos abiertamente, no. La decisión que él tomó fue corrompernos a nosotros y a todas las fuerzas que uno pueda llamar de la vertiente de la izquierda. Y se dedicó a sonsacarnos a la gente, a torcernos, a convertirnos en sus súbditos, a cooptarnos a punta de mermelada. Y en eso fracasó el doctor Juan Manuel Santos, porque el Polo no se dejó cooptar. El Polo no se entregó, el Polo le dijo a Santos y le dice a toda Colombia, podrán maltratarnos, podrán hacer con nosotros lo que quieran, hasta matarnos, pero lo que no podrán hacer es arrodillarnos, eso no va a pasar.

 

Y por eso tenemos aquí presidiendo este acto a Carlos Gaviria Díaz. Porqueeste Polo que tenemos hoy, este Polo que está frenteando esta batalla, este Polo que está con Sergio Fajardo, es el Polo de Carlos Gaviria. Tengo la absoluta certeza, porque fui de los que más lo conocieron en el Polo, de que si Carlos Gaviria estuviera vivo, estaría sentado aquí hoy presidiendo este acto grandioso.

 

Vamos a una elecciones de Congreso, las de 11 de marzo, en tres semanas. Aquí hago una ironía. Si trabajamos duro como debe ser, tres semanas de día y tres semanas de noche son seis semanas. O sea, es tiempo suficiente para ganarles a estos tipos las elecciones del 11 de marzo, y por ello estoy tan optimista en que nos va a ir muy bien. Porque digan lo que digan contra el Polo, y qué es lo que no dicen contra el Polo desde que nacimos. Estos bandidazos se han atrevido a aducir que nosotros nos parecemos a ellos, háganme el favor, para intentar maltratarnos y vilipendiarnos.

 

Como son elecciones congresionales, aquí hay que afirmar que la historia del Congreso en Colombia, y no es una exageración, soy muy medido en mis palabras, se parte en dos: antes y después del Polo Democrático Alternativo. Es la pura verdad. ¿Qué era el Congreso de Colombia antes de que apareciera el Polo Democrático Alternativo, o el Concejo de Bogotá antes de que nosotros apareciéramos por esos lares? Un poco de compadres que se reunían allá a hacer intrigas y a repartirse prebendas. El debate del control político, aun cuando estaba estatuido en las normas, nadie lo practicaba. Por allá de milagro hubo hace 50 ó 70 años unos debates de control político, pero ahí lo que había era una manguala de compadres repartiéndose la marrana presupuestal. Esa es la historia.

 

Bueno, el Polo Democrático Alternativo les rompió la costumbre y se la rompió de tres maneras diferentes. Y no digo Jorge Robledo, no digo Germán Navas, digo el Polo Democrático Alternativo, digo todas las bancadas del Polo y les hago un homenaje reafirmando que para mí es un orgullo encabezar la lista de Senado del Polo Democrático Alternativo. Tuvimos cómo oponernos a las malas leyes. Todas las leyes que hemos considerado negativas las hemos votado en contra, todas, porque no pueden negociar con nosotros con mermelada. Lo que hay es una especie de compraventa de votos. Ahí les han abierto investigación a más de doscientos congresistas. El famoso CVY. No le respaldan a la Casa de Nariño los proyectos por buenos que sean, sino que dependen de coimas, del soborno que les paguen. No digo que todos los congresistas actúen así, pero ese es el criterio general del funcionamiento de las fuerzas políticas tradicionales en Colombia.

 

Lo  segundo, el tema del control político. ¿Quiénes han hecho más control político y mejor hecho, profundamente hecho, que los congresistas del Polo Democrático Alternativo? Y eso supone una virtud. Necesita honradez, decencia, y además otra sin la cual en política no hay nada, valor civil, valor civil, para decirle al pan, pan y al vino, vino. A alguien a quien le aprendí yo mucho en la vida hizo una frase magistral, que ojalá también los jóvenes se graben: el valor es el hálito vital, o sea, el soplo de vida, para cualquier empresa desbrozadora del progreso del hombre. Nada, nada en la historia de la humanidad se ha construido sin el valor civil de sus dirigentes.

 

Y el tercer hecho, y este sí que nos distingue de todos: no ha habido lucha popular en Colombia, la que ustedes se imaginen, la que quieran, agro, industria, medio ambiente, asuntos laborales, educadores, estudiantes, no ha habido lucha en Colombia que no haya tenido al lado a la bancada del Polo Democrático Alternativo respaldando a esos compañeros. Y ya lo dijo Germán Navas. Esto de respaldar las luchas sociales es un elemento esencial en la democracia. No puede haber democracia si no se tiene una actitud democrática frente a esas luchas. Y estoy hablando de luchas sociales democráticas y civilizadas, cero con el terrorismo, ahora y siempre, cero con las violencias, como las que se han practicado en Colombia. Y más en un país como Colombia, donde la democracia consiste en escoger cuál es el más ladrón de las personas que van a ser elegidas. Eso es Odebretch. ¿Cómo ganaron la Presidencia de la República del 2010, cómo la ganaron en el 2014? ¿No fue con la plata corrupta de Odebrecht? ¿No fue con la plata de los extranjeros, y está incluso prohibido por las propias leyes de Colombia que los extranjeros financien campañas electorales en nuestro país? Sí, tenemos la mejor bancada que haya habido en la historia del Congreso de Colombia. No son desproporciones.

 

Está pasando algo sorprendente. Hoy dije en un artículo que no podía haber elecciones peores que las anteriores después del escándalo de Odebrecht. Pero no, están resultando mucho peores estas. Estamos asistiendo a la campaña electoral más sucia que se haya visto en Colombia. Hay rollos de dinero, en la Costa los llaman las tulas, y se está moviendo toda la plata del mundo. Estoy viendo que ellos tienen incluso pocos afiches y pocas vallas. Me imagino que están diciendo, aquí es comprando de frente, no nos pongamos a votar la plata en bobadas, que esto hay que ponerlo en donde resulte realmente efectivo y controlable.

 

Y dentro de esta campaña sucia, las redes están jugando un papel terrible. Las han convertido en una especie de cloaca, es realmente calamitoso lo que está sucediendo. Y el primer blanco de ese ataque, de todos los tipos, es la candidatura y la figura de Sergio Fajardo. Y es natural que sea así, porque es el único candidato que está desafiando a los que podemos llamar los ni-ni o los ni-ni-ni. Es el único que puede derrotarlos. Entonces, es apenas natural que centren sobre él y sobre el Polo Democrático Alternativo, sobre nosotros, todos los ataques, con mentiras descaradas, con exageraciones y desproporciones absurdas, qué no se dice, canalladas, porque están disparando sistemáticamente canalladas contra Sergio Fajardo. Le tienen miedo porque puede vencerlos. Y eso nos hace a nosotros más convencidos de lo que estamos haciendo. También hay una gavilla contra el Polo. Álvaro Argote, usted lo sabe, algo inaudito, incluso disparada por quienes han hecho parte anteriormente de nuestra organización. La conforman todos los afectados por nosotros, la cúpula uribista, claro, somos grandes contradictores de ella desde siempre; la cúpula santista, pues obvio, la cúpula santista de los abiertos y de los santistas de oposición, porque aquí en Colombia son tan creativos en esto de la politiquería que ya hasta se inventaron el gobiernismo de oposición.

 

Y contra nosotros se despachan con todo tipo de improperios, pero al doctor Santos no lo tocan ni con el pétalo de una rosa, pero eso sí, dicen ser los voceros de la oposición. Y se inventan dos o tres detallitos para despistar incautos y presentarse como lo que no son. En resumen, y esto sí que lo está sintiendo el Polo, ponen a operar el todo vale en la política, que es de las cosas más perversas y más torcidas que se han inventado en la política en Colombia. Todo vale, dicen, el fin justifica cualquier medio, por inaceptable que sea, por vitando que sea. Pues bien, les digo a los polistas, particularmente les digo a quienes estamos en esta campaña, nosotros no hacemos política con el todo vale. Bajo ninguna consideración actuaremos así. Fajardo con mucha razón ha dicho que la forma es el fondo. Aquí no pueden seguirnos con el cuentico de que es que yo sí me robo las elecciones pero después gobierno bien, ese cuento que no nos lo sigan echando.

 

Y hay una gavilla también notoria, igualita a las anteriores, no solo contra Fajardo, no solo contra el Polo, sino contra Jorge Enrique Robledo. Contra Robledo hay una gavilla descomunal moviéndose en Colombia. No hay mentira ni bajeza que no tiren. Y la explicación también es obvia. No solo apunta a golpear el proyecto de la Coalición Colombia y la candidatura de Sergio Fajardo, sino que quieren que mi voz y la voz del Polo Democrático Alternativo desaparezcan del Congreso de la República. Esta es una democracia tan poco democrática que ni siquiera cabe la voz de congresistas como nosotros en el recinto parlamentario. Les hablo de esto con toda franqueza, porque es la batalla que se nos viene en tres semanas. No hay consideración alguna por parte de nuestros contradictores viejos y nuevos. La ventaja que tenemos es que los del Polo, los polistas, como Partido, que es como hay que defender a las organizaciones, pueden andar con la frente en alto. En cada caso y en todos los casos en que alguien del Polo ha actuado de una manera incorrecta hemos tomado las determinaciones pertinentes en procura de defender los puntos de vista del Partido.

 

Y en el caso particular mío, sí que puedo andar con la frente en alto. Yo no considero que haya cometido en mi vida, se lo digo con toda franqueza, un solo error grave que me avergüence en cualquier sentido. Cometo errores como todo el mundo. pero cero traiciones. Cero. Derrotas sí he tenido muchas, he de admitirlo, pero traiciones, no. Cero inconsistencias y todo coherencia, es lo que he hecho y es lo que ha hecho el Polo Democrático Alternativo, como carácter fundamental. Siempre inspirado por hacer lo mejor para Colombia, para nuestro país, o para el sector agropecuario o para los trabajadores o para la defensa de la industria nacional y el desarrollo empresarial colombiano, desarrollo que también defendemos.

 

Y aquí mencionemos algo que se me pasaba. La gracia de la Coalición Colombia es que es en lo político de toda la amplitud. Bienvenidos aquí los colombianos sin importar su origen político, bienvenidos. Los que no votaron la vez pasada en las elecciones, bienvenidos. El que votó liberal, conservador, U, Cambio Radical, Centro Democrático, el ciudadano, las gentes del común, todos bienvenidos a este proyecto. Y en lo social es igual, y esto lo decimos con la frente en alto. Defendemos por supuesto a los sectores populares, a los trabajadores, a los indígenas, a las gentes sencillas, pero defendemos también a las clases medias urbanas y rurales. Y defendemos el aparato productivo nacional y estamos en condiciones de unirnos con los empresarios cada vez que haya que defender la creación de riqueza en Colombia. A mí no me van a encarretar los seudodemócratas cuando aducen que quieren mucho a los trabajadores, pero aplauden cuando se cierran las fábricas donde laboran esos miles de hombres y mujeres. No me van a encarretar los seudodemócratas que se han hecho los locos en todos estos años, y estoy hablando de sectores llamados alternativos, cuando la política macroeconómica general desbarata el aparato productivo. No. Lo defendemos de frente y con toda claridad. Nosotros defendemos como un elemento fundamental que en Colombia se distribuya de la mejor manera la riqueza. Pero también defendemos que este país cree y cree y cree riqueza en todos los sectores de su economía. Porque sin eso, no se dejen ustedes engañar, no se puede resolver ningún problema nacional.

 

Quedan tres semanas, eso es lo que nos queda. Ya dije que pueden ser seis si hacemos la contabilidad que propongo. Y aprovecho y digo que estamos trabajando tan duro, Sergio, que es verdad, realmente estamos trabajando muy duro, día y noche. La competencia es dura. No hay corruptela que no usen los mismos con las mismas, estemos seguros de eso. Si por ellos fuera, ya habrían mandado hacer unas ametralladoras para que disparen billetes de 50 mil, de forma que a todo el que se mueva le metan un billetazo. Pero bueno, no están tan automatizados, pero que se dan mañas de repartirlos, los reparten.

 

Nosotros tenemos una ventaja sobre ellos. O dos, principales. La primera la ha señalado Sergio y la enfatiza mucho, Sergio Fernández: la razón está de nuestro lado, tenemos la razón, ellos no, lo que nosotros estamos haciendo es lo justo, es lo correcto, es lo que necesita el país.

 

Y tenemos otra ventaja, los tenemos a ustedes, tenemos el mejor equipo, nadie cuenta en Colombia con un equipo como el Polo Democrático Alternativo. Fajardo, que ha recorrido con nosotros a Colombia, sabe que es así. Un equipo de gente honrada y decente y desinteresada y además luchadora. Tenemos además a Navas, a Maria E., a Sergio Fernández, y tenemos a Sergio Fajardo, nuestro próximo Presidente de la República. Y los tenemos a todos ustedes. Si ustedes están aquí, compañeras y compañeros, no lo olviden, es porque ustedes pertenecen al sector que más entiende de política en Bogotá. Ustedes entienden mucho, puede que no todos tengan títulos de doctores, no se preocupen por eso. Conozco muchos profesionales muy graduados que son como tapias, no entienden nada, o se hacen los locos porque son corruptos.

 

Entonces cuando uno entiende bastante, asume una responsabilidad, y es que no se puede hacer el loco, está obligado a trabajar más que nadie, ha de explicar más que nadie, y a eso es a lo que los estoy llamando. Tenemos los mejores voluntarios, esa estructura de voluntarios realmente fue un acierto grande, le mandamos un mensaje al país, todos nosotros.

 

Estamos realmente trabajando súper duro, yo no le pido a nadie que haga algo que yo no haga o que no esté dispuesto a hacer. Entonces por eso los convoco a que trabajemos súper duro, para vencerlos el 11 de marzo, propinarles la derrota que necesitamos darles el 11 de marzo y lo podemos hacer, estoy seguro de que sí. Pero además, para prepararnos para ganar con Sergio Fajardo la Presidencia de la República en la primera vuelta. Estoy seguro de que con el concurso de todos ustedes así será.

 

¡Viva la Coalición Colombia!

Viva Sergio Fajardo.

Viva el Polo Democrático Alternativo.

Somos Polo Democrático Alternativo

Somos Polo Democrático Alternativo

Somos Polo Democrático Alternativo

 

Muchas gracias.