Generic placeholder image
Generic placeholder image

“TRASMILENIO ES MUY CARO, Y ESO EN TRANSPORTE PÚBLICO URBANO ES MUY MALO”, EXPLICÓ EL SENADOR ROBLEDO

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Vocero Polo Democrático Alternativo, Bogotá, 19 de julio de 2007 Ante el reciente incremento del costo de Transmilenio, alza que llevó el pasaje a 1.400 pesos, es decir, 27 por ciento más caro que el de las busetas, el senador Jorge Enrique Robledo denunció: “En transporte público urbano, […]

Transmilenio Transporte Publico

Hace 10 años

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Vocero Polo Democrático Alternativo, Bogotá, 19 de julio de 2007

Ante el reciente incremento del costo de Transmilenio, alza que llevó el pasaje a 1.400 pesos, es decir, 27 por ciento más caro que el de las busetas, el senador Jorge Enrique Robledo denunció: “En transporte público urbano, como lo saben los especialistas, esa es una diferencia altísima, porque afecta a millones de pasajes y porque golpea el bolsillo de millones de bogotanos pobres y pobrísimos. En un país menos manipulado que este, por lo menos habría un gran debate al respecto”, agregó.

El vocero del Polo Democrático Alternativo ilustró el excesivo precio de los pasajes de Trasmilenio al explicar que para una familia en la que deban movilizarse cuatro personas, seis días a la semana, 300 pesos por pasaje frente a las busetas significa un sobrecosto mensual de 62.400 pesos, es decir, de 748.800 pesos al año. “Y como en Colombia el salario mínimo apenas es de 433.700, esto quiere decir que multitudes no pueden usar el Trasmilenio, así se diga que es para ellos, o significa que deben dejar de comer para poder emplearlo, situación que también es inaceptable”.

El senador Robledo agregó que estas cuentas también muestran cómo fue de retardataria la decisión de crear el Trasmilenio como el negocio de un puñado de monopolistas privados, “pues es evidente que una parte decisiva de las diferencias de precios entre este sistema y las busetas se debe a las ganancias de los privilegiados por la decisión del alcalde Peñalosa”. “Y si las gentes deben viajar como sardinas en lata y esperar los buses por tiempos insoportables, ello también tiene que ver con las ganancias de algunos”.