Generic placeholder image
Generic placeholder image

“SE DEMOSTRÓ EL ENGAÑO DE LA APROBACIÓN DEL TLC EN EL CONGRESO”, AFIRMA EL SENADOR ROBLEDO

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Vocero Polo Democrático Alternativo, Bogotá, julio 3 de 2007 Con la decisión del gobierno de Colombia de someterse a las nuevas imposiciones de Estados Unidos en el TLC, las cuales suman 26 páginas en seis capítulos, “se demostró que la aprobación de dicho Tratado por el uribismo el […]

Hace 10 años

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Vocero Polo Democrático Alternativo, Bogotá, julio 3 de 2007

Con la decisión del gobierno de Colombia de someterse a las nuevas imposiciones de Estados Unidos en el TLC, las cuales suman 26 páginas en seis capítulos, “se demostró que la aprobación de dicho Tratado por el uribismo el 14 de junio pasado fue una burla al Congreso y un engaño a los colombianos”, afirmó el senador Jorge Enrique Robledo, quien recordó que él, entre otros senadores, así lo denunciaron oportunamente. Y la prueba reina de que la aprobación sí fue tramposa es que el TLC tendrá que tramitarse, nuevamente, en el Congreso de Colombia.

El vocero del Polo Democrático Alternativo en el Senado señaló como “vergonzosa” la actitud de Álvaro Uribe de aceptar que los cambios al TLC los decidiera Washington sin ninguna consulta a Colombia, aplicando la lógica de “los toma o los deja”. Y agregó: “Y Uribe tiene el cinismo de quejarse porque el Imperio lo trata como a un vasallo”.

El senador Robledo anunció un análisis detallado de las nuevas imposiciones, pero advirtió que ellas no cambian el hecho de fondo de que el TLC recoloniza a Colombia, arrebatándoles a los colombianos cualquier posibilidad de desarrollo próspero.

***

El senador Robledo le pidió al ministro de Minas que, además de informar sobre los mayores precios del ACPM, “le diga al país cuánto les va a costar a los colombianos, en subsidios, la obligación de utilizar biodiesel extraído de palma africana”. El vocero del Polo Democrático Alternativo recordó que el alcohol carburante que se extrae de la caña de azúcar, de mezcla obligatoria con la gasolina, ya obliga a subsidios por más de 100 millones de dólares anuales y que “el ACPM de palma exigirá un respaldo estatal aún mayor”.

Robledo, miembro de la Comisión Quinta del Senado (la de asuntos energéticos y agrarios), anunció un debate sobre el uso del llamado biodiesel y sus costos para el país, “costos que tienen que ver con que las plantas para producirlos se benefician por fuertes exenciones en el impuesto de renta, y que la Nación y los municipios perderán los recaudos por los impuestos de IVA, sobretasa y global que pagan los combustibles fósiles”.

El vocero del Polo también llamó la atención “sobre la lógica del TLC, que facilita la importación de aceites de soya de Estados Unidos que sacan del mercado interno los aceites de palma africana de producción nacional, en tanto se obliga al país a consumir la palma pero como combustible y con el sobrecosto de los mayores precios y los altos subsidios”.