Generic placeholder image
Generic placeholder image

Transcripción + Video | Robledo explica por qué el Polo es oposición al gobierno de Duque

Las tres intervenciones del senador Jorge Enrique Robledo en la Instalación Congreso de la República el 20 de julio de 2018.

Hace 5 meses

 

  1. La candidatura de Mockus representa a la oposición a Duque en el Senado

Por qué es el candidato del Polo a la Presidencia del Senado

Como es sabido, el Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo decidió, desde hace varias semanas, declararse en oposición al gobierno del doctor Iván Duque, como lo hicimos con los gobiernos del doctor Álvaro Uribe y del doctor Juan Manuel Santos, y básicamente por las mismas razones, porque si se exceptúa el tema del Proceso de Paz, en todo lo demás son cortados ambos por la misma tijera.

Y como el presidente del Senado al que pretenden elegir en este momento es el vocero de las fuerzas de Iván Duque, ya convertidas además en una especie de Frente Nacional resucitado para tragedia de Colombia, mal podríamos votar por él. Va a llegar, su vocero, es a adelantar todo lo que realice el programa de gobierno del doctor Iván Duque, programa que el Polo Democrático Alternativo no comparte.

Y en eso hemos coincidido con los demás sectores que nos hemos declarado en oposición. Nos hemos unido también en la idea de respaldar la candidatura a la Presidencia del Senado del doctor Antanas Mockus. Es una expresión de nuestro desacuerdo con lo que seguramente va a suceder los próximos cuatro años en este Congreso.

En el Congreso, y en general en la vida, hemos de actuar siempre con coherencia. Y pensamos que el doctor Antanas Mockus nos representa bien a todos los que estamos en oposición a este gobierno. Y diría que probablemente sea este el primer gesto muy claro ante el país de que vamos a hacer esfuerzos por unificarnos en torno a nuestras convicciones y en torno a nuestra oposición al gobierno de Iván Duque, quien lamentablemente, como los gobiernos de sus dos antecesores, en vez de solucionar los problemas, va a terminar agravándolos.

Esa es nuestra explicación de por qué vamos a respaldar la candidatura del doctor Antanas Mockus.

 

  1. Malo para el país, Duque está teniendo éxito en revivir el Frente Nacional

Por qué el Polo votará en blanco para la primera vicepresidencia

Por las mismas razones que aduje para anunciar el voto a la Presidencia del Senado, en este caso, y también coincidimos con los demás sectores que nos hemos declarado en oposición, el Polo anuncia su voto en blanco.

Voy a agregar una idea que es importante. Siempre he tenido la idea de que los peores gobiernos son aquellos que no tienen un buen programa de gobierno y sí mucha fuerza política. Y aquí se nos están juntando las dos cosas con esta resucitada que le están dando al Frente Nacional. El unanimismo puede conducir a decisiones bastante más equivocadas que las que normalmente se toman. Porque uno de los aspectos positivos de las fuerzas de oposición es poder contener en algo a los malos gobiernos.

Entonces cuando vemos que el doctor Duque ha tenido éxito en resucitar el Frente Nacional, debemos expresar nuestra preocupación, y una manera de manifestarlo es este voto en blanco para la Comisión Primera del Senado.

 

  1. En 11 minutos, el senador Robledo explica por qué el Polo se declaró en oposición a Duque

Constancia ante la plenaria del Senado

Me van a permitir hacer con algún grado de precisión las razones por las cuales el Polo Democrático Alternativo se declaró en oposición al gobierno de Iván Duque. Explicaré algunas cosas que es bueno que el país entienda. Esa decisión la tomó el Comité Ejecutivo Nacional del Polo, no la bancada, sino la jefatura del Partido, hace ya unas tres semanas.

El otro día una señora amiga me preguntó: doctor Robledo, por qué se declaran en oposición de un presidente que no ha empezado a gobernar. Muy raro me parece. Ustedes cómo saben desde ya que no lo va a hacer bien. La inocencia que lleva a tantos seres humanos al cielo. Le expliqué entonces lo mismo que les voy a decir aquí, más que a ustedes, avezados en estas lides, a los colombianos.

Nosotros nos declaramos en oposición a Duque fundamentalmente por las mismas razones por las que fuimos oposición al gobierno de Álvaro Uribe Vélez y al de Juan Manuel Santos Calderón. Fundamentalmente, porque el proyecto de país que defienden estas fuerzas no es nuestro proyecto de país. Tenemos y hemos tenido inmensas divergencias con ellos en prácticamente todos los asuntos medulares de la vida del país. Si son cien los temas, con el gobierno de Uribe tuvimos cien diferencias y con el de Santos 99. Una más con el gobierno de Uribe. A pesar de lo pésimo que fue el gobierno de Juan Manuel Santos, hay que reconocer que con todas sus limitaciones, el proceso de paz le resolvió un problema grande a Colombia. Y aprovecho para hacerles un llamado grande a los colombianos y en especial a los propios contradictores de ese proceso a que hagamos esfuerzos por doblar la página. Absurdo que el país se quede pegado de un debate que se puede volver eterno, cuando ya hay resultados tangibles. Se deberían hacer esfuerzos por avanzar, aun cuando se sigan manteniendo contradicciones y se puedan dejar constancias.

Con Uribe y con Santos no hemos tenido coincidencias ni en empleo, ni en salud, ni en educación, ni en soberanía nacional, ni en relaciones internacionales, ni en asuntos de corrupción, ni en relaciones laborales. No podíamos entonces coincidir con ninguno de los dos. Porque finalmente, como Carlos Gaviria lo repetía, “al que no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve”. Y resulta que el Polo sí tiene un proyecto de país, una idea definida de cómo deben ser el agro, la salud, la educación en una economía de mercado, porque este proyecto nuestro no es un proyecto de estirpe socialista, pero sí un proyecto que cree que hay que desarrollar a Colombia y reducir la desigualdad.

Todo ello nos puso en oposición a esos dos gobiernos. Y son las mismas razones que nos ponen en oposición a este. Traicionaríamos nuestro pensamiento si no nos declaramos en oposición al gobierno de Iván Duque.

Ahora, por qué sabemos de antemano lo que va a suceder en la administración de Iván Duque. Porque somos estudiosos de la política. Entonces, con él, desde ya puedo señalar que tenemos contradicciones inmensas en las teorías políticas. Él fue primero santista, uribista-santista, defendiendo las posiciones del uribo-santismo, un sector que se partió en dos por el camino, y ambos fruto del Frente Nacional. Nosotros somos una fuerza de ruptura con el Frente Nacional. Ahí ya tenemos entonces divergencias inmensas.

Conocemos en detalle el programa del doctor Duque. Se lo aseguro a los colombianos. No hay entrevista que él haya hecho en cualquier medio de comunicación que no hayamos leído. Observamos todos sus debates, le conocimos todas sus opiniones en el Senado de la República, le analizamos su programa de gobierno, y sabemos que lo que él quiere para Colombia no es lo que nosotros queremos. Entonces, podemos advertir desde ya que las propuestas que va a adelantar no son las que a nosotros nos interesan.

Su gabinete es algo así como tenebroso. Estoy seguro de que ustedes han tomado nota de que es un gabinete de neoliberales radicales, pero además, armado con una lógica plutocrática. Casi que cada ministro representa a un gran poder económico. Lo plutocrático es lo contrario a lo democrático, y nosotros creemos en lo democrático. Y no es que no pueda haber negocios, pero eso de que a cada poder económico le entreguen un Ministerio nos parece un pésimo estilo de gobernar. No creemos que así deba ser. Y empiezan muy mal. Le acabamos de oír un disparate al ministro de Defensa cuando sale a decir que para poder movilizarse uno en oposición política o social hay que representar los puntos de vista de todos los colombianos. Eso no se le había ocurrido antes a nadie. La más en falso de las salidas. Pero bueno, esas son las propuestas absurdas a las que comenzamos a asistir.

Fíjense ustedes, colombianos y senadores, podría desarrollar más en extenso muchas razones de fondo para estar seguros de por qué no vamos a estar de acuerdo con el gobierno de Iván Duque. Por ejemplo, con la reforma tributaria, ¡no vamos a estar de acuerdo! Con la reforma pensional, ¡no vamos a estar de acuerdo! Con la política agraria, ¡no estamos de acuerdo! Con la manera como este gobierno ve los problemas de la corrupción, tampoco. Son las realidades de la política y en eso consiste el juego político, en que haya puntos de vista. Unos defienden unas ideas y otros defendemos otras.

Me llama mucho la atención, y lo estoy resaltando, cómo el santismo se volvió de repente duquista. Duquista digo yo, pero me regañan, entonces mejor duquista-uribista, para que no nos metamos en asuntos de semántica. Prácticamente toda la bancada santista es hoy duquista, ni siquiera con un pacto político, sino con una simple adhesión. El Partido Liberal adhirió; Cambió Radical adhirió; el Partido Conservador adhirió; la U adhirió; todo el mundo santista adhirió. Se confirma así un hecho que he denunciado a lo largo de los últimos ocho años. Las diferencias entre las concepciones del santismo y el uribismo, de la Unidad Nacional y el Centro Democrático, son infinitamente más pequeñas de lo que nos han querido hacer ver.

A mi juicio, el gobierno que puede ser más dañino es aquel que carece de buenas ideas, pero que detenta mucha fuerza. Y es evidente que aquí están dedicados a lograr la fuerza. Lo estamos viendo cómo se expresa en el Senado. Aquí podemos estar ante el riesgo de un unanimismo, que espero que las fuerzas de la oposición podamos aguarles.

Hay otro hecho que me preocupa y lo dejo como una hipótesis. Veo a Duque haciendo esfuerzos por no parecerse a la figura que muchos colombianos tienen de Álvaro Uribe, pero no por diferencias de fondo, sino por juegos de la táctica, por maneras de presentar las cosas. Uno mira el gabinete y varios de los nombres están montados para crear ilusiones en ciertos sectores. Hay un nombramiento que es muy típico para crear ilusiones en que el ambientalismo está representado, pero resulta que ese ministro del Medio Ambiente es nada menos que el ambientalismo de las mineras, que son las que están agremiadas en la Andi. Lo pongo solo como un ejemplo. Entonces les llamo la atención a los colombianos. Aquí hay que afinar el análisis, porque o si no, podemos terminar confundidos y no entender que hay distintas maneras de hacer un cocido. Y que las formas pueden modificarse sin que se modifique el fondo.

Cómo va a ser nuestra oposición. El país nos conoce. Llevamos 16 años en oposición. Primero, votaremos a conciencia, sí o no, dependiendo de si creemos o no que el proyecto es bueno o no para Colombia. No votamos por mermelada ni por aplausos ni por nada. O sea, lo que nos gusta lo votamos sí, y lo que no nos gusta lo votamos no, y creo que casi todo lo vamos a votar no por lo que acabo de explicar. Segundo, en los debates de control político y de la actuación política, valor civil para atrevernos a decir cosas que a mucha gente no le gusta que se digan en Colombia. Ahora, en el caso mío, lo digo con toda claridad, haré esfuerzos porque el tono sea medido, porque no se trata de maltratar a nadie en los debates, pero sí de plantear las cosas con toda franqueza. Y tercero, respaldo a las luchas sociales. Cuenten con que el Polo va a seguir respaldando la movilización social y democrática. Es un asunto de nuestras convicciones. Esas son expresiones de la democracia, y cuenten que en ese campo los del Polo vamos a seguir actuando con toda coherencia. El Polo no va a cambiar su manera de actuar. No tenemos ninguna razón para cambiarla.

Entre los muchos desacuerdos, hay uno que nos causa una preocupación muy grande a todas las fuerzas de la oposición. Es la barbarie que viene dándose en Colombia desde hace muchos gobiernos en contra de quienes reclaman. El país no puede seguir siendo el infierno en el cual quienes reclaman terminan muertos y el Estado colombiano no resuelve los problemas. Es absolutamente inaceptable. Reclamar es de lo más elemental en la democracia y, además, en Colombia no hay pena de muerte. A nadie lo pueden matar por ninguna razón, ninguna, pero menos por un reclamo social o político o democrático.

Hoy ya empezamos a actuar aquí en coincidencia los distintos sectores declarados en oposición, los Verdes, la llamada Lista de la Decencia, el Polo, etc. Tenemos orígenes distintos, somos proyectos diferentes, pero nos estamos coordinando, y espero que podamos coordinar muchas otras cosas. Hoy nos coordinamos para las votaciones de mesas directivas. Es importante y debemos seguir haciéndolo.

En síntesis, esta es una constancia para que los colombianos entiendan por qué el Polo Democrático Alternativo va a hacer esfuerzos para poder desarrollar la mayor oposición a fin de impedir, hasta donde esté a nuestro alcance, que muchos de los proyectos negativos que va a traer al Congreso la administración del doctor Duque no se conviertan en leyes de la República.

  1. El senador Alexánder López presentó el respaldo del Polo a la senadora Angélica Lozano como candidata a la Segunda Vicepresidencia del Senado

Para esa candidatura fue escogida y elegida, también por acuerdo entre las fuerzas políticas declaradas en oposición al gobierno de Iván Duque, en desarrollo de un derecho establecido por el Estatuto de la Oposición.