Generic placeholder image
Generic placeholder image

La aprobación del TLC confirma que a la corte constitucional se la tomaron los cortesanos, dice el senador Robledo

Oficina de Prensa, Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá 25 de julio de 2008 El senador Jorge Enrique Robledo rechazó con indignación que la Corte Constitucional aprobara la totalidad del TLC con Estados Unidos, fallo que solo contó con el voto negativo del magistrado Jaime Araújo. “Esta decisión, que se contradice de manera flagrante con numerosos […]

Hace 10 años

Oficina de Prensa, Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá 25 de julio de 2008

El senador Jorge Enrique Robledo rechazó con indignación que la Corte Constitucional aprobara la totalidad del TLC con Estados Unidos, fallo que solo contó con el voto negativo del magistrado Jaime Araújo. “Esta decisión, que se contradice de manera flagrante con numerosos artículos de la Constitución, confirma que a la Corte Constitucional se la tomaron cortesanos al servicio del gobierno de Álvaro Uribe y de intereses distintos a los de los colombianos”.

En sus primeras declaraciones sobre el caso, el senador del Polo Democrático Alternativo resaltó que el magistrado Jaime Araújo consideró que el Tratado viola más de cien artículos de la Constitución, entre ellos, los que se refieren a la seguridad alimentaria, al derecho a la salud y al ambiente sano. También recordó que la Procuraduría había solicitado declarar inexequibles los capítulos de telecomunicaciones y propiedad intelectual.

Para el senador Robledo “constituye un desastre que la legalidad esté en manos de una Corte Constitucional incapaz de salvaguardar la soberanía, el territorio, la producción y el trabajo nacional y que no se atreve a reconocer que el TLC viola los principios de igualdad, equidad, reciprocidad y conveniencia nacional en que deben fundamentarse las relaciones internacionales del país”.

Si el TLC entra en vigencia, concluyó Robledo, Estados Unidos recolonizará a Colombia y se fortalecerán la desnacionalización del país y la concentración de la riqueza en manos de las trasnacionales, de una parte, y de la otra, aumentarán el desempleo, la pobreza y la miseria entre los colombianos.

 

Publicado en TLC