Generic placeholder image
Generic placeholder image

Es inaceptable el cierre del Hospital Geriátrico de San Isidro de Manizales: Robledo

En una carta dirigida al Dr. Jorge Eduardo Rojar, Alcalde de Manizales y al Dr. Normán Julio Muñoz, Superintendente de Salud, el senador Robledo manifiesta su preocupación por el inminente cierre del Hospital Geriátrico de San Isidro en la capital caldense. A continuación la mencionada carta. Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo Bogotá D.C., 26 […]

Manizales Salud

Hace 3 años

En una carta dirigida al Dr. Jorge Eduardo Rojar, Alcalde de Manizales y al Dr. Normán Julio Muñoz, Superintendente de Salud, el senador Robledo manifiesta su preocupación por el inminente cierre del Hospital Geriátrico de San Isidro en la capital caldense.

A continuación la mencionada carta.

Oficina de Prensa

Senador Jorge Enrique Robledo

Imagén_Congreso

Bogotá D.C., 26 de mayo de 2015

 

Doctor

JORGE EDUARDO ROJAS

Alcalde de Manizales

NORMÁN JULIO MUÑOZ

Superintendente Nacional de Salud

Ref.: Es inaceptable el cierre del Hospital Geriátrico de San Isidro de Manizales

Atento saludo.

El Hospital Geriátrico de San Isidro de Manizales continúa atravesando por una difícil situación financiera y de liquidez. Sería muy grave que la Alcadía Municial y la Superintedencia Nacional de Salud permitieran el cierre de la única IPS pública de mediana complejidad existente en la capital de Caldas. Continuar con las medidas que facilitan el marchitamiento de la Institución hasta su cierre aumentaría el sufrimiento que ya padecen los caldenses por la Ley 100 y el Cartel de las EPS.

La Alcaldía y el Ministerio de Salud deben más bien posibilitar la recuperación financiera del Hospital Geriátrico San Isidro. En el menor plazo es necesario que se le cancelen los $435 millones que le adeuda la Alcaldía por el cuidado de los adultos mayores que atiende. Además la SuperSalud debe contribuir a la gestión de los pagos de las deudas de las EPS.

Es impostergable darle prioridad a la búsqueda de soluciones que tiendan a evitar el cierre de la Institución y que permitan su correcto funcionamiento. La gerencia actual del Hospital está planteado caminos para resolver la crisis de varios años. Al San Isidro hay que fortalecerlo como entidad pública para que continúe, como lo ha hecho desde hace más de cuarenta años, prestando servicios de salud a todos los caldenses.

De antemano agradezco la atención que merezca la presente.

firma robledo

 

*Foto tomada de LaPatria.com