Generic placeholder image
Generic placeholder image

“ES DE DICTADORES INTENTAR SOMETER A LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA”, AFIRMA EL SENADOR ROBLEDO

Oficina de prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, julio 30 de 2007 Ante la posición asumida por Álvaro Uribe, sin antecedentes entre los presidentes de la República, de infamar a la Corte Suprema de Justicia, desconocer su autonomía y romper con el principio de separación de los poderes que consagra la Constitución, el senador Jorge […]

Corte Suprema de Justicia

Hace 11 años

Oficina de prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, julio 30 de 2007

Ante la posición asumida por Álvaro Uribe, sin antecedentes entre los presidentes de la República, de infamar a la Corte Suprema de Justicia, desconocer su autonomía y romper con el principio de separación de los poderes que consagra la Constitución, el senador Jorge Enrique Robledo afirmó: “Es de dictadores intentar someter a la Corte Suprema de Justicia”.

El senador Robledo explicó que “la agresión de Uribe a la Corte tiene la desfachatez de hacerse para descalificar un fallo impecable, cuyo acierto no tiene duda para cualquiera que lea la Constitución y la ley y lo que conceptuaron los magistrados, cosa que prueba la propia decisión presidencial de redefinir, mediante una ley, qué se entiende por sedición”.

Y es notorio que el ataque del Presidente “se parapeta tras el alegato de su parte –agregó el senador del Polo Democrático Alternativo– de que el fin justifica los medios, concepción que dado su carácter inmoral es inaceptable aun cuando Uribe alegue el mejor de los propósitos”.

Al ampliar su opinión sobre las presiones de Uribe a la Corte Suprema, Jorge Enrique Robledo también llamó la atención sobre la gravedad que implica que el Presidente debilite a la Corte Suprema justo en el momento en que esta ha asumido con valor e independencia el caso de los parapolíticos y requiere del mayor respaldo de la nación. “¿O será precisamente para castigarla, para debilitarla, que el Presidente la ataca?”, se preguntó el senador del Polo, quien recordó que cada nuevo hecho sobre la parapolítica compromete a más amigos del Álvaro Uribe, “al parauribismo”, y que “es el colmo de los colmos que el Presidente amenace con utilizar el gran poder presidencial para promover entre las barras bravas uribistas una especie de linchamiento de unos magistrados a los que el país debe respaldar”.

Jorge Enrique Robledo, por último, llamó a todos los auténticos demócratas de Colombia a cerrar filas en la defensa de la separación de los poderes y la autonomía de la rama judicial y concluyó: “Así Uribe se empeñe en negarlo, lo que este busca desde hace días es sacar de la cárcel a los parapolíticos amigos suyos”.