Generic placeholder image
Generic placeholder image

“En materia de vivienda, el gobierno promete diez, entrega una y cacarea cincuenta”

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, 12 de agosto de 2008 En materia de subsidios para vivienda hay un verdadero fraude estadístico y un propósito deliberado de maquillar las cifras, denunció el senador Jorge Enrique Robledo en el debate al ministro del ramo, Juan Lozano, que tuvo lugar hoy en la Comisión Quinta. […]

Hace 10 años

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, 12 de agosto de 2008

En materia de subsidios para vivienda hay un verdadero fraude estadístico y un propósito deliberado de maquillar las cifras, denunció el senador Jorge Enrique Robledo en el debate al ministro del ramo, Juan Lozano, que tuvo lugar hoy en la Comisión Quinta.

El gobierno presenta como meta un total de 828 mil subsidios para vivienda de interés social o VIS, pero incluyendo en ellos más de 326 mil subsidios por “legalización de títulos”, el 39% del total, cada uno por un valor cercano a cien mil pesos, suma irrisoria que contrasta con los 8 y medio millones de pesos del subsidio promedio otorgado por Fonvivienda.

Robledo demostró el fracaso de las metas con las que el gobierno hace politiquería en Colombia. En 2002-2006, de las 400 mil soluciones ofrecidas, entregó 248 mil, y en 2006-2008, cuando debían ir 414 mil, van apenas 223 mil, y contando la “legalización de títulos”.

Además, del total de los subsidios que se atribuye el gobierno nacional en 2006-2010, el Estado solo aporta el 53%, y eso contando el truco de la “legalización de títulos”, pues el resto proviene del dinero de las cajas de compensación.

Al hacer referencia a la crisis del UPAC, Robledo señaló que es la hora en que el ministro Lozano ignora aún cuántos deudores han perdido o están a punto de perder la vivienda y denunció que en el país siguen los desahucios masivos, se mantienen los altos intereses y continúa presentándose el fenómeno ilegal del cobro de intereses sobre intereses.

En materia de vivienda para los sectores pobres, concluyó el senador Robledo, “hay un estado de cosas inconstitucional”, que se agravará en la misma medida en que se profundice la crisis económica. Pero el presidente Uribe Vélez no está proponiendo nada serio para solucionarlo. Al contrario, se empecina en hacer exactamente lo que ya ha fracasado.