Generic placeholder image
Generic placeholder image

EN LAS ALTAS ESFERAS PRIMA EL OCULTAMIENTO SOBRE LOS NEGOCIOS DE LA GRAN MINERÍA, DENUNCIA ROBLEDO

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, noviembre 9 de 2007 “El país ignora por completo lo que está pasando con la gran minería, hoy en manos del capital foráneo”, afirmó el senador Jorge Enrique Robledo al hacer un llamado a investigadores y universidades a ahondar en la problemática del carbón, durante el foro […]

minería Soberanía

Hace 10 años

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, noviembre 9 de 2007

“El país ignora por completo lo que está pasando con la gran minería, hoy en manos del capital foráneo”, afirmó el senador Jorge Enrique Robledo al hacer un llamado a investigadores y universidades a ahondar en la problemática del carbón, durante el foro “La inversión extranjera en Colombia: mitos y realidades”, convocado en el Capitolio por el representante Wilson Borja, del Polo Democrático Alternativo.

En el alto gobierno, dijo Robledo, se advierte un interés en ocultar las cifras y la realidad de los contratos celebrados con las trasnacionales. Estudiarlas a fondo se torna así apremiante, pues hay aspectos muy sospechosos y los llamados “tanques de pensamiento” no están investigando sobre el tema, hecho que el senador del Polo calificó de irresponsable. “Me impresiona la ignorancia casi absoluta que el país tiene sobre un asunto tan vital para nuestra soberanía”.

Para citar un solo caso, la DIAN sigue negándose a informarle al Senado cuál es el monto real de los impuestos que pagan hoy las multinacionales del carbón, una vez descontadas las generosas exenciones que les han concedido tanto el actual gobierno como los anteriores. Los expertos calculan que lo realmente tributado por los consorcios extranjeros es una suma ridículamente pequeña. No quedaría mal, planteó Robledo, que el Cerrejón, la Glencore, la Drummond y demás compañías pagaran en Colombia los mismos impuestos a que están obligadas en Inglaterra, Suiza y Norteamérica.

El ocultamiento es también mayúsculo en el campo de la auditoría. Tan precario es el auditaje que ejerce la Nación sobre cada uno de los contratos celebrados con las trasnacionales, que esta es la hora en que no existe control alguno sobre el precio final de venta.

¿Y sabe acaso el país que la Quedahda, subsidiaria de la Anglogold Ashanti, la tercera mayor trasnacional aurífera del mundo, está intentando controlar el subsuelo de cuatro y medio millones de hectáreas, pertenecientes a 21 departamentos?

“Conocer los contratos al derecho y al revés es un asunto de soberanía”, concluyó el senador del Polo.