Generic placeholder image
Generic placeholder image

“EN ECOPETROL ESTAMOS ANTE LA MAYOR OPERACIÓN DE DEFRAUDACIÓN DEL PATRIMONIO PÚBLICO EN TODA LA HISTORIA NACIONAL”

Intervención del senador Jorge Enrique Robledo en la Comisión Quinta del Senado, 28 de noviembre de 2007 Quiero recordarles a los senadores de la Comisión Quinta que lo que está pasando con las acciones de Ecopetrol lo advertimos infinidad de veces aquí y en la Plenaria y en todas partes. El senador Hugo Serrano y […]

Ecopetrol

Hace 11 años

Intervención del senador Jorge Enrique Robledo en la Comisión Quinta del Senado, 28 de noviembre de 2007

Quiero recordarles a los senadores de la Comisión Quinta que lo que está pasando con las acciones de Ecopetrol lo advertimos infinidad de veces aquí y en la Plenaria y en todas partes. El senador Hugo Serrano y yo le enviamos incluso una carta al Procurador y al Contralor pidiéndoles que pararan la venta de las acciones porque se iban a vender a menos precio y, en consecuencia, iban a defraudar el interés nacional, iban a robar al país.

Dijimos que se iban a disparar los precios de venta de las acciones. Una persona que haya vendido acciones hoy se ganó el 46 por ciento en dos meses. Un CDT en Colombia renta el 9 por ciento al año. Y ¡ojo!, no se han valorizado lo suficiente ayer y hoy porque han salido de bolsa por los mecanismos bursátiles. Aquí fácilmente vamos a tener valorizaciones de acciones que nadie sabe a cuánto vayan a llegar.

Lo advertimos, es lo que quiero yo llamarles la atención, el senador Serrano, el senador Robledo, Eduardo Sarmiento Palacio y mucha más gente. De manera que aquí hay dos posibilidades. O nos designan jefes supremos de este país porque tenemos la capacidad de adivinar el futuro o ustedes deben reconocernos que los datos técnicos aportados por nosotros eran ciertos y que era factible con base en ellos prever lo que iba a ocurrir. Explicamos que las acciones se iban a vender subvaluadas, minusvaloradas. No era que se iban a valorizar y esta es la discusión de fondo, senadores, sino que las iban a vender a menos precio, como ha pasado con todas las privatizaciones. Y los hechos nos empiezan a dar la razón.

Si los acciones se vendieron a menos precio fue porque le robaron al interés nacional, lo defraudaron en beneficio de algunos. De muchos, podrán decir, pero lo cierto es que en Colombia no existen leyes que permitan enajenar a menos precio el patrimonio público porque se les va a vender a muchos. ¿Tengo derecho a robarme este micrófono para regalárselo a unos indigentes? Porque la causa es noble ¿me lo puedo robar? No se valorizó Ecopetrol, senadores, la vendieron por menos de lo que valía, como lo advertimos explicando en detalle dónde estaba la subvaluación. Hablamos del precio internacional del petróleo y del valor que le habían puesto a las reservas nacionales. El senador Serrano habló del precio de los oleoductos. Hace veinte días, cuando empezaron a venderse los derechos a precios altísimos, también dijimos que los hechos empezaban a demostrar que la empresa había sido vendida minusvalorada. Hoy los hechos lo ratifican y eso que nadie sabe a cuánto van a llegar las acciones en las próximas semanas. En este sentido, les hago un llamado muy cordial a los senadores. Les puedo aceptar que se equivocaron, porque errar es humano, y sobre todo en asuntos tan complejos. Pero insistir en que aquí no se vendieron subvaloradas las acciones es otra discusión.

¿Qué ha sucedido que no supiéramos? El alza de los precios del petróleo estaba anunciada en todos los estudios internacionales. ¿Qué ha sucedido para que las acciones aparezcan así valorizadas? Nada. La explicación entonces es muy simple: se vendieron subvaloradas. Por eso, senador Serrano, es que El Tiempo de hoy afirma que Ecopetrol, entre comillas, se “ganó” una plata. ¡Porque no se ganó nada! Se la van a ganar los que compraron. Pero es que lo que hoy vale Ecopetrol lo valía antes y mucho más. Esa es la verdad de fondo en todo este asunto. Estamos ante la mayor operación de defraudación del patrimonio público en toda la historia nacional. Nunca se habían robado tanta plata. Estoy siendo muy directo, pero es que sé de qué estoy hablando.

Lo advertimos oportunamente, como consta en la carta a la Procuraduría y a la Contraloría pidiéndoles que pararan esa venta. Y habrá que volverles a escribir exigiéndoles que procedan, si es que esto no termina en Fiscalía, porque los funcionarios no pueden hacer lo que se les dé la gana con el patrimonio nacional. Se están valorizando las acciones porque la empresa valía más de lo que dijeron. Y nosotros advertimos oportunamente dónde estaban los trucos.

Aquí el propio ministro de Minas lo reconoció. Explicó cómo vendían primero el diez por ciento y después el otro diez por ciento, para que este último sí fuera a precio del mercado. ¿Y por qué no sacaron a precios del mercado el primer diez por ciento? Lo reconoció el ministro de Minas. Luego aquí no hay nada nuevo. Lo nuevo es que los hechos nos están dando la razón y confirmando nuestras teorías.

Aquí me van a volver a replicar, es que se la vendieron a los colombianos. ¡Cuentos! Esa es una hoja de parra de tamaño microscópico que no tapa nada. No, es que la empresa era de los colombianos. Es mejor que reconozcan que se equivocaron quienes defendieron ese proyecto. O los engañaron, porque aquí algunos son muy uribistas y le creen todo al gobierno. Los convencieron de que no creyeran lo que estaban diciendo el senador Serrano y el senador Robledo y el senador Jaramillo, porque como esos son de la oposición, siempre echan cuentos. Cuatrocientas ochenta y dos mil personas no son más que cuarenta y dos millones en ninguna parte del mundo. Y los que compraron sabemos quiénes fueron. No los pobres de Colombia, sino los fondos de pensiones, que controla el capital extranjero. De entrada, los pobres de verdad no tienen un millón cuatrocientos mil pesos ni a crédito. Además, el que compra un paquetico de acciones de un millón cuatrocientos mil, a ese no le vale la pena ni la utilidad. Cuando mucho se gana quinientos mil pesos. ¿A esos por qué los metieron? Los metieron de calanchines, como se dice en el lenguaje del lumpen, de ganchos ciegos, para que salgan a defender al régimen y salgan a defender el robo de este país. Claro, deben estar felices con las acciones a mayor valor, celebrando hoy que el doctor Uribe es un genio. ¿Pero cómo se las vendieron? A menos precio. El gobierno está defraudando el patrimonio nacional. De eso es de lo que estamos hablando.

Lo advertimos oportunamente, senador Serrano, y, en general, los medios de comunicación no dijeron nada. Vamos a ver si ahora también van a callar. Ayer oí a varios jefazos del neoliberalismo felicitando al país por el éxito del negocio. ¡De cuándo acá robarle a la nación es lo que define el éxito de un negocio! O demuéstrenme que no vendieron subvaluado. Y nuestras advertencias en qué se quedaron.

La segunda venta de hoy fue por 16 mil millones de pesos. ¿Esta es la de la señora que le sirve el tinto al gerente de Ecopetrol? ¿Vendió sus 16 mil millones de pesos en acciones esta mañana? Obvio que no. Estos son negocios en grande y están llenos de testaferros. En general, así operan las cosas. Sería interesante que Contraloría y Procuraduría empezaran a escarbar a ver quién compró las acciones. O nos van a seguir con el cuento de que fue la señora que le da los tintos al gerente de Ecopetrol la que compró las acciones, como lo publicó el periódico El Tiempo diciendo además que la señora era la jefe de Ecopetrol y del doctor Gutiérrez. Se burlan de este país. Y ahora resultó que la señora de los tintos es la que manda en Colombia y en Ecopetrol e hizo una venta de 16 mil millones de pesos esta mañana y esos son los negocios de los pobres de Colombia. ¡No! Llamo la atención sobre esto, y habrá que hacer estos debates, senador Serrano y Jaramillo y demás senadores, llevándolos a la Plenaria a ver que es lo que está pasando aquí. Y hago un llamado especial a los medios de comunicación para que se discuta con franqueza y con claridad. O es qué aquí los hechos no importan. La oposición estudia, analiza, explica, da razones, da argumentos. Los hechos confirman nuestras razones y argumentos, ¿y eso no importa? No, Ecopetrol no se ganó ni un peso, no echen ese cuento. Ecopetrol perdió la plata que se están ganando los que compraron las acciones. Eso es así de simple. Así opera este negocio.

Entonces habrá que citar a un debate al respecto. Les quiero insistir con todo cariño a los senadores de la mayoría de esta Comisión. Hay que pensar, ustedes tienen una enorme responsabilidad, ¿se equivocaron o no se equivocaron? ¿Van a sostener la posición de que eso sí estuvo bien hecho? Cada uno es libre de hacer de su capa un sayo, se decía en el medioevo. Pero, ¿adónde se va a ir esa valoración si ya vamos en 46%? ¿Quien está comprando es bobo o está calculando una utilidad grandísima? ¿No sabe a cuánto se va a ir la valoración?

A mi juicio y salvo que se demuestre lo contrario, aquí estamos ante el más grande asalto al patrimonio público de la historia de Colombia. Con un número grande de calanchines, de ganchos ciegos que van a hacer de escuderos de la política de privatización y la van a defender a capa y espada, con cierta razón. No tengo un pleito con esos compatriotas rasos, solo menciono cómo los están utilizando, como también los utilizaron en la venta de ISA, que fue el mismo cuento, y como los utilizaron en la venta de Isagen, que fue el mismo cuento, en todos los casos defraudando al país con ventas a menos precio y también con el doctor Gutiérrez en el negocio. Entonces el doctor Gutiérrez vende ISA a menos precio, se defrauda el interés nacional en cerca de 400 millones de dólares, según dijo Álvaro Uribe Vélez en esos días, y lo que hace el gobierno es nombrarlo en Ecopetrol para que repita la hazaña. Insisto en la pregunta y ojalá esta Acta de lo que estoy diciendo se le haga llegar a la Contraloría y a la Procuraduría para que abran una investigación formal. ¿Quién diablos compró las acciones? No me va a traer el doctor Gutiérrez la foto de la señora de los tintos. ¿Hubo o no testaferros en la compra de las acciones? ¿Hay garantía contra el testaferrato en este negocio? ¿Estaba vigilado? ¿El narcotráfico compró acciones? Ya habrá tiempo de adelantar estos debates con más detalle.

Segunda intervención

Quiero hacer una precisión. La ley de privatización fue equivocada por las muchas razones que explicamos, pero aquí hay dos pleitos distintos. Primero, ¿sí es conveniente privatizar a Ecopetrol así sea a buen precio? Y la otra es ¿a qué precio la privatizan? Que como bien lo dice el presidente de la Comisión, ni esta Comisión ni este Senado son los que valoran, sino unas empresas. Lo expliqué en el día del último debate que se hizo sobre el tema. Hay fondos de pensiones en Colombia compradores de acciones que son socios o propietarios de algunas de las empresas avaluadoras, eso lo denuncié y el ministro se me hizo el loco. Aquí hubo gente que fue juez y parte. Son dos discusiones distintas, y de ahí que les diga con toda franqueza: es mejor que acepten que fueron engañados en el proceso de la valoración a terminar involucrados en esto. Quiero llamarles la atención, porque este es un hecho de extrema gravedad. Valorizaciones de 46% en un plazo tan corto con gente comprando, porque aquí la gracias es que están comprando, lo que está anunciando es que la defraudación va a ser, probablemente, mayor de lo pudimos calcular hasta los más pesimistas.