Generic placeholder image
Generic placeholder image

El referendo del agua precisa del apoyo más entusiasta de la ciudadanía

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, 18 de marzo de 2009. Al anunciar que acompañará hoy en la Plaza de Bolívar de Bogotá a los miles de marchantes provenientes de diversas regiones del país para renovar su apoyo al referendo del agua, el senador Jorge Enrique Robledo llamó a los congresistas a darle […]

Hace 9 años

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, 18 de marzo de 2009.

Al anunciar que acompañará hoy en la Plaza de Bolívar de Bogotá a los miles de marchantes provenientes de diversas regiones del país para renovar su apoyo al referendo del agua, el senador Jorge Enrique Robledo llamó a los congresistas a darle trámite al proyecto, por ser una iniciativa popular respaldada por más de dos y medio millones de firmas.

Lo que estamos tratando ahora de sacar adelante, dijo Robledo, es un acto legislativo que consagre el derecho al agua como derecho fundamental. Refrendarlo en la Carta va a obligar al gobierno a desechar los compromisos adquiridos en los acuerdos stand by con el Fondo Monetario Internacional y hechos valer en el Plan Colombia de entregar el servicio de acueducto a monopolios particulares, muchos de ellos foráneos.

El proyecto es además de conveniencia general, pues las gentes laboriosas saben por experiencia propia lo que ha significado la privatización. El alza en las tarifas ha llegado en muchas ciudades a niveles escandalosos de hasta 1.218% en los últimos doce años y son cientos de miles las familias que sufren cortes por falta de pago.

Según el senador del Polo, la privatización no ha fracasado solo por ser muy onerosa para los pobres y las capas medias, sino también porque no ha logrado resolver problemas tan cruciales como el de la calidad y la cobertura. El referendo aspira por ello a que el servicio sea prestado directamente por el Estado o por organizaciones sin ánimo de lucro y busca también garantizar un mínimo vital gratuito, objetivo por completo factible desde el punto de vista económico.