Generic placeholder image
Generic placeholder image

“El que está en crisis es el Partido Liberal y no el Polo”

Entrevista a Jorge Enrique Robledo, por Óscar Veiman Mejía, La Patria, Manizales, febrero 14 de 2009 Las diferencias en el Polo Democrático están claras. La línea que sigue a Gustavo Petro está de acuerdo con una alianza con el Partido Liberal. Los de la línea de Carlos Gaviria, como el senador Jorge Enrique Robledo Castillo, […]

Hace 9 años

Entrevista a Jorge Enrique Robledo, por Óscar Veiman Mejía, La Patria, Manizales, febrero 14 de 2009

Las diferencias en el Polo Democrático están claras. La línea que sigue a Gustavo Petro está de acuerdo con una alianza con el Partido Liberal. Los de la línea de Carlos Gaviria, como el senador Jorge Enrique Robledo Castillo, se oponen al pacto. Robledo Castillo dice que su posición nada tiene que ver con sectarismo, si no que es cuestión de principios y conveniencias del actual momento.

“Pero además el que está en crisis es el Partido Liberal y no el Polo. Mire la paradoja, así tengamos cierto ruido en este momento en los medios, somos una fuerza joven y en ascenso que apunta a cambiar profundamente a Colombia con las posibilidades de unos candidatos muy fuertes. Fuimos la segunda votación en las elecciones, es más conveniente un candidato propio que hacer un acuerdo con César Gaviria”.

Para argumentar que no se trata de dogmas dice que cuando fue vocero del Polo se acordó con los liberales impulsar el referendo derogatorio del recorte a las transferencias, por lo que estuvo en actos con César Gaviria. Recuerda que en Caldas hizo política con Renán Barco, respaldó a Hernando Yepes a la Alcaldía de Manizales. En la lucha cafetera estuvo con Fabio Trujillo, líder del Partido Liberal.

“Mi problema es que en las condiciones de hoy no es posible ni conveniente para el Polo. No es posible porque César Gaviria ha dicho que no se escogería un candidato antiuribista porque el coincide con Uribe en la seguridad democrática, en la confianza inversionista. Ha dicho que sería un proyecto en el que cabría German Vargas Lleras, es decir el uribismo”.

Concluye: “sería con los criterios del Partido Liberal, no es una propuesta digerible para el Polo. Gaviria respalda el TLC y nosotros no. El Polo no pude hacer una alianza que no puede sustentar programática e ideológicamente, nuestra gente nos abandonaría, porque quedamos es como renunciando a nuestras convicciones”.

De cerca

En rueda de prensa el senador Robledo Castillo respondió lo siguiente:

- ¿Es tan crítica la crisis económica mundial que se avecina?

“Es muy grave. He advertido sobre esto y está resultando bastante peor que mis peores previsiones. Eso a un país como Colombia, de política neoliberal, apertura de todas las influencias y del libre comercio, nos debe dar durísimo. No me preocupa lo de la economía, es la vida de la gente. Viene el desempleo. El año pasado se perdieron 600 mil empleos en Colombia, caída de salarios, ruina de las empresas industriales y agropecuarias, es salud y educación. Vienen tiempos complicados y lo peor es que el Gobierno sigue haciendo lo mismo, el Presidente es como si nada pasara”.

- Además del Partido Liberal, el Polo también está en crisis, ¿a qué se debe?

“En las organizaciones de los seres humanos hay debates, es decir el Polo está unido en torno a profundas convicciones, pero también es natural que se discuta como ocurre en otros partidos. Hemos tenido una discusión un poco agraria y eso crea confusiones. Soy optimista que en el Congreso del Polo, a fin de mes, se tomarán decisiones sobre lo que se hará. Espero que concluya en un congreso unido, y nos sometamos a las decisiones. He dicho: voy a ese Congreso y respeto las decisiones gane o pierda mi punto de vista. Pienso que si los dirigentes asumimos esa actitud el Polo sale unido con una política que nos permita ganar las elecciones”.

- ¿Qué concepto tiene de una supuesta nueva aspiración de Uribe a la Presidencia?

“Sería malísimo, sería meter al país en la tiranía, avanzar por el camino de la dictadura. Espero que no se le den las condiciones, él está enfermo por perpetuarse, pero cada vez siento más que dentro del propio uribismo aparece gente sensata, diciendo no más Uribe. El cardenal, el jefe de la Andi, El Tiempo, El Colombiano, gente importante que le llama la atención: hombre no insista. Pienso que aunque tenga muchas ganas no podrá embarcarse en ese proyecto”.

Los que suenan

- ¿Cuáles son los precandidatos del Polo?

“Mi idea es que en la consulta gane un candidato propio, por consulta. Digamos que a Petro le he oído durante unos cinco años sobre aspiración presidencial. Garzón también ha hablado. Carlos Gaviria dice que no, él no es desesperado por el poder, pero dice que si en un momento él es positivo para el país y la organización, pondría su nombre. Soy gavirista. Mi nombre no está en aspiración presidencial, más cuando se tiene una opción de las condiciones excepcionales de Gaviria, fenómeno político que logró dos millones 700 mil votos, con esos podemos ir a segunda vuelta. Creo que el Polo se la jugará por el candidato propio, en un primer paso, y por Gaviria, en el segundo”.

- ¿Cómo ve la decisión del ex ministro de Agricultura Arias como precandidato?

“Hubo felicidad en el campo colombiano cuando se lanzó de candidato, porque salir de un ministro tan malo por supuesto que produjo regocijo grande entre los campesinos y los empresarios agrícolas. Me parece natural que haya salido a hablar de seguridad democrática porque si sale a hablar del agro no se consigue ni un voto”.

- ¿Cómo analiza los escándalos políticos sucedidos en Caldas en los últimos días?

Es lamentable. Sabemos de acusaciones, renuncias, pirámides. Pienso que eso es terrible, doloroso. Hay una descomposición muy grande. He sido prudente en ese tema, no me gusta hacer leña del árbol caído, simplemente llamo a los caldenses a que miren con detenimiento lo que está pasando, a que tomen la verdad de los hechos, que analicen y busquemos un cambio profundo en la política nacional y departamental.

Las viejeras

- ¿Por qué la crisis mundial aún no toca al café?

“Es algo paradójico, no han caído mucho los precios. Parece que hay un cierto déficit en la producción cafetera, que hace que se logren unos precios no altos, si no no tan malos. Digamos que en ese sentido el café está aguantando la crisis mundial. Pero la pregunta es hasta cuándo, pues la crisis apenas empieza. No olvidemos que el café es en cierto modo algo suntuario, uno no deja de comer pan, maíz, pero puede renunciar a tomar café. Ojalá no suceda, pero se podría complicar. Si la crisis se dispara, es difícil que alguien se salve.

- El Gobernador de Caldas dice que con las obras viales y Aerocafé, entre otros macroproyectos, se podría amortiguar en parte la crisis mundial en la región…

Son como mentiras piadosas que los gobernantes están un poco obligados a decir. No voy a negar que si se invierte una plata en el Aeropuerto de Palestina eso alguna economía mueve, pero eso es lo que veníamos haciendo desde antes, y no es que hubiese crisis mundial o en Colombia cuando se hablaba de esos proyectos. Esa es la discusión que se tiene con el Gobierno Nacional y no nos presenten como cosas nuevas para la crisis esas viejeras cuando son cosas que estaban desde antes.

La perpetuidad

- ¿No teme convertirse en uno de esos políticos que se perpetúan en el poder, como lo han criticado ustedes?

Espero que no. Además un tercer periodo no es tanto y la vida no creo que me alcance para todo eso. No he sido alguien que centraba críticas en que se perpetuaban porque lo graves no es eso, sino que se perpetuaban haciendo cosas malas. Espero que lo que estoy haciendo, al menos para mis electores, lo esté haciendo con honradez, decencia, seriedad, responsabilidad. En ese sentido los electores son los que deciden. Como no les compro el voto, ni los presiono es libertad de ellos decidir.