Generic placeholder image
Generic placeholder image

El decreto que suprime el monopolio de los medicamentos biotecnológicos se debe promulgar cuanto antes: Robledo

Boletín El decreto que suprime el monopolio de los medicamentos biotecnológicos se debe promulgar cuanto antes: Robledo  En carta enviada al Ministro de Salud Alejandro Gaviria, el senador del Polo Democrático Alternativo Jorge Enrique Robledo solicitó que se promulgue cuanto antes la normativa que suprime el monopolio de los medicamentos biotecnológicos, ya que son los […]

Alejandro Gaviria Jorge Enrique Robledo ley 100 medicamentos ministerio de salud Salud

Hace 3 años

Boletín

El decreto que suprime el monopolio de los medicamentos biotecnológicos se debe promulgar cuanto antes: Robledo 

En carta enviada al Ministro de Salud Alejandro Gaviria, el senador del Polo Democrático Alternativo Jorge Enrique Robledo solicitó que se promulgue cuanto antes la normativa que suprime el monopolio de los medicamentos biotecnológicos, ya que son los más caros de la región Andina y representan el principal factor de los recobros al Fosyga.

Igualmente, Robledo rechazó la actitud de Luis Carlos Villegas, Embajador de Colombia en Estados Unidos, de quién dijo “en vez de defender los intereses del país, actúe como cabildero de las transnacionales farmacéuticas estadounidenses”, debido a que por medio de una carta le solicitó al ministro de salud atender las “preocupaciones” de la industria farmacéutica norteamericana sin reparar en el interés nacional.

A continuación la carta que el senador Robledo envío al Ministro de Salud.

Oficina de Prensa

Senador Jorge Enrique Robledo

Bogotá, 5 de agosto de 2014.

www.jorgerobledo.com

Imagén_Congreso

Bogotá D.C., 5 de agosto de 2014

Doctor

ALEJANDRO GAVIRIA

Ministro de Salud y Protección Social

Ciudad

Ref.:    Que se promulgue cuanto antes el decreto que suprime el monopolio de los medicamentos biotecnológicos.

 

Atento saludo:

Las farmacéuticas extranjeras continúan aprovechándose del monopolio de los medicamentos biotecnológicos para cobrárselos a los colombianos a precios escandalosamente altos, que presionan la ruina del sistema de salud y causan enfermedad y muerte.

Es inaceptable que Colombia, después de suscribir en 1997 la Declaración Universal sobre el Genoma Humano de la Unesco – cuyos principios prohíben las patentes biotecnológicas – haya cedido a las pretensiones de las transnacionales farmacéuticas aceptando patentes biotecnológicas después de 1998, en detrimento de la salud y la vida de millones de compatriotas.

Esta actitud, permisiva con las exigencias foráneas, ha hecho que el país tenga los medicamentos de marca más caros de la región andina. Ocho de los diez medicamentos más recobrados al Fosyga son biotecnológicos. Y entre 2005 y 2010 los recobros totales al Fosyga pasaron de 207 mil millones a 2,4 billones de pesos, un crecimiento de más de mil por ciento. Para estas multinacionales la salud es solo un negocio al que deben exprimirle hasta el último centavo, aun a costa de la enfermedad y la muerte de los colombianos.

Como si fuera poco, en un acto bochornoso, el Embajador de Colombia en Washington, Luís Carlos Villegas, le ha pedido a Usted estudiar las “preocupaciones” de la industria farmacéutica norteamericana, industria que, como es sabido, aspira a que Colombia no desarrolle su propia industria de medicamentos biológicos a precios accesibles para toda la población. Es de repudiar que un Embajador de Colombia, en vez de defender los intereses del país, actúe como cabildero de las transnacionales farmacéuticas estadounidenses.

Colombia no puede seguir subordinando sus necesidades en salud y la estabilidad financiera del sistema a las exigencias de las farmacéuticas foráneas. Por lo anterior, es necesario que el gobierno suprima definitivamente este monopolio y promulgue cuanto antes la normativa que permite que las empresas colombianas produzcan biotecnológicos genéricos seguros, eficaces y de alta calidad. Además, es necesario que el Estado favorezca su producción sin las barreras jurídicas y procedimentales que limitan el registro sanitario de las moléculas cuya eficacia está demostrada.

Es el colmo que una normativa tan estratégica para los colombianos lleve discutiéndose más de cuatro años, máxime cuando con cada dilación se pone en riesgo la salud y la vida de millones de compatriotas en beneficio de un puñado de compañías que ganan millones con cada día que se prorroga esta decisión.

Los colombianos tenemos el derecho a tener medicamentos biotecnológicos a menores precios y producidos en Colombia.

Cordialmente,

Captura de pantalla 2014-08-05 a la(s) 18.59.43