Generic placeholder image
Generic placeholder image

Carta abierta: persecución sindical en el Hospital Universitario Clínica San Rafael

  Bogotá Junio, 2015 Amigas, Amigos, Compañeros, Organizaciones Sindicales, ciudadanos, Entes de control del nivel Nacional e Internacional: Esta comunicación tiene por objeto hacer una denuncia social y pública de los graves hechos de Persecución Sindical que se viven al interior del Hospital Universitario Clínica San Rafael Institución perteneciente a La Orden Hospitalaria de San […]

Hace 3 años

 

Bogotá Junio, 2015

Amigas, Amigos, Compañeros, Organizaciones Sindicales, ciudadanos, Entes de control del nivel Nacional e Internacional: Esta comunicación tiene por objeto hacer una denuncia social y pública de los graves hechos de Persecución Sindical que se viven al interior del Hospital Universitario Clínica San Rafael Institución perteneciente a La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, desde que un grupo de mujeres decidimos, acudiendo a nuestros Derechos fundamentales, fundar el Sindicato ASINTRAF, mayoritariamente conformado por mujeres, ha sido blanco de constantes ataques y violaciones al derecho de asociación, todos ellos permitidos por el Director General de la Institución Cesar Augusto Palacio, y gestados por el Director de Talento Humano abogado laboralista Sergio Iván Mejía Lema, quien utiliza como herramientas a la jefe del Departamento de enfermería Carmenza González Gutiérrez y las coordinadoras de enfermería Yen Diva Martín y Victoria Guzmán Puentes. El modus operandi es: con simples informes realizados por dichas enfermeras realiza los más grandes montajes de procesos disciplinarios, violatorios todos ellos del Debido Proceso Constitucional, en contra de las sindicalizadas, procesos que terminan siempre en sanciones con suspensiones temporales del contrato de trabajo, violando siempre la CONSTITUCIÓN POLITICA DE COLOMBIA E INCUMPLIENDO LAS DECISIONES JUDICIALES, el Reglamento Interno de Trabajo y el Código sustantivo del Trabajo. Existen ya Tutelas a favor del Sindicato por persecución sindical y una sanción del Ministerio del Trabajo por el mismo hecho, sin que ello sirva para que cese la persecución. Es tal la situación, que es como si a una persona se le condenara a prisión por que otra simplemente dice que mató a alguien, sin pruebas, sin derecho a la defensa y contradicción, sin segundas instancias, simplemente con un informe, descargos y sanción. De esta forma han sido “sancionadas” la expresidentas Norma García y Viviana López, Nubia Moreno, Clemencia Mayorga, y en los últimos días quien firma esta carta. Con este accionar las directivas buscan, además de atemorizar a los afiliados para reclamar sus derechos generar temor para evitar que nuevos trabajadores se afilien.

Hace tan solo un mes la compañera de Junta Directiva Nubia Rocío Moreno fue sancionada con suspensión de dos meses, violando el debido proceso de forma flagrante, con una supuesta queja que interpuso la madre de un paciente, que luego se confirmó fue presionada por las enfermeras supervisoras para poner la queja. La tutela interpuesta falló a favor de la compañera y se ordenó a la Institución a cesar estos actos violatorios del debido proceso y de persecución sindical.

Pese a lo anterior la semana anterior se me impone sanción de suspensión de 15 días, después de un proceso disciplinario violatorio del Debido Proceso Consagrado en la CONSTITUCIÓN POLITICA DE COLOMBIA, con todas las implicaciones morales, laborales, profesionales, psicológicas y económicas que conlleva encontrarse cesante injustamente, simplemente porque la coordinadora de mi turno escribió en un informe hechos mentirosos. Estoy entonces, igual que mis compañeras, CONDENADA sin pruebas, con mentiras y sin el derecho a un Juicio Justo con todas las Garantías Constitucionales, ante lo cual hemos iniciado una acción de DESACATO de la sentencia. Soy madre cabeza de familia de Alejandro de año y medio y Alejandra de 19 años que aun depende económicamente de mí, al igual que mi señora madre de 69 años que se encuentra recuperándose de una grave fractura de mano, llevó más de 16 años al servicio de la Institución con un contrato a término fijo a un año el cual se ha renovado automáticamente por 15 años, con una última evaluación de desempeño con un puntaje de 91,7, realizada por la misma persona que firma el informe en mi contra, VICTORIA GUZMAN y ahora me encuentro en esta grave situación solo por una razón: EJERCER EL DERECHO DE ASOCIACIÓN SINDICAL.

Esta situación ha generado múltiples daños, lesiones y perjuicios en mi familia, en mi vida privada y en mi vida profesional.

Sin embargo Yo CLAUDIA MARCELA RESTREPO, declaro que seguiré con la ayuda de TODOS, luchando por la dignidad de los trabajadores y por mitigar y eliminar del escenario laboral hechos que lesionan a los trabajadores, así como a sus familias y profesiones; además de a los pacientes.

Pido humildemente a los que me escuchen y deseen apoyarnos que lo hagan manifestándose por las redes sociales, así como ante la Orden Hospitalaria San Juan de Dios en Roma: augusto@ohsjd.org, clínica San Rafael: info@clinicasanrafael.com.co, Ministerio de Trabajo, OIT etorres@oit.org.covhanson@oit.org.co, ante los medios de comunicación, divulgando este escrito y condenando a las Directivas del Hospital Universitario Clínica San Rafael por estos hechos lo cual ayudará a recuperar la confianza de muchos trabajadores, sus familias y mantendrá la esencia de brindar la SALUD con calidad como derecho fundamental para todos los Colombianos y Colombianas.

Esta petición también deseo hacerla extensiva a todos los entes de control a nivel Nacional e Internacional, para que actúen y frenen estos desmanes de empleadores que violan el derecho de asociación sindical de sus trabajadores, situaciones ampliamente denunciadas por la Organización Sindical, con grandes fallos Judiciales a su favor pero que lamentablemente no son suficientes para frenar esta grave situación.

¡¡¡¡¡¡MIL GRACIAS!!!!!!!!

 

CLAUDIA MARCELA RESTREPO CUÉLLAR

Enfermera UT

Enfermera Unidad de Recién Nacidos Clínica San Rafael

Tesorera de ASINTRAF

Y sobre todo MADRE y MUJER

Notificaciones: celular 310 326 11 47 – Teléfono: 7 46 38 43

Correos electrónicos: asintraf@gmail.com – restremar@yahoo.es