Generic placeholder image
Generic placeholder image

CARTA A PORTAFOLIO SOBRE LOS AGROCOMBUSTIBLES

Jorge Enrique Robledo, Senador del Polo Democrático Alternativo, Vocero en Senado, Bogotá, julio 12 de 2007  Doctor RICARDO ÁVILA PINTO Director Portafolio Señor director: Ante lo mucho que se habla y decide sobre los llamados biocombustibles –mejor sería llamarlos agrocombustibles–, ojalá su periódico ayudara a informar y debatir sobre ellos en por lo menos cuatro […]

Agrocombustibles

Hace 10 años

Jorge Enrique Robledo, Senador del Polo Democrático Alternativo, Vocero en Senado, Bogotá, julio 12 de 2007 

Doctor

RICARDO ÁVILA PINTO

Director Portafolio

Señor director:

Ante lo mucho que se habla y decide sobre los llamados biocombustibles –mejor sería llamarlos agrocombustibles–, ojalá su periódico ayudara a informar y debatir sobre ellos en por lo menos cuatro aspectos:

Cuál será el costo fiscal de su consumo obligatorio en Colombia, por causa de los menores impuestos que se recaudarán –lo que yo llamaría el subsidio a sus productores–, respaldo oficial que en el caso del alcohol de caña de azúcar empezó con un costo de 98 millones de dólares al año y que puede ser bastante mayor en el caso del agrodiesel.

Debatir por qué estos subsidios sí los considera convenientes el gobierno, mientras que otras protecciones –como las arancelarias que elimina el TLC– se condenan por indeseables. Y discutir también por qué el Estado les garantizará precios mínimos a los productores industriales de los agrocombustibles. ¿Un capitalismo que les garantiza a algunos –y solo a algunos– sus ganancias?

Analizar los costos nacionales e internacionales de la producción de agrocombustibles, para ver si es verdad que podrán exportarse para compensar en algo las pérdidas agrarias del TLC o si, incluso, terminarán importándose, porque las leyes que establecieron su consumo obligatorio en Colombia permiten que este se haga con agrocombustibles importados.

Y tampoco sobraría mirar cuál será el impacto de los agrocombustibles en el precio de los alimentos en Colombia, asunto que ya preocupa a la FAO y a muchos otros.

Cualquiera sea la posición que se tenga al respecto, es deber de todos pugnar por un debate informado, y más cuando están en juego enormes sumas de recursos públicos.

Atentamente,

Jorge Enrique Robledo

Senador del Polo Democrático Alternativo

Vocero en Senado

Bogotá, 12 de julio de 2007.