Generic placeholder image
Generic placeholder image

Carta a Minprotección sobre la falta de atención en San Andrés y Providencia

Bogotá, 29 de julio de 2008 Doctor DIEGO PALACIO BETANCOURT Ministro de la Protección Social Referencia: Solución a la falta de atención en la Dirección Territorial de Trabajo y Seguridad Social en San Andrés y Providencia. Atento saludo. Desde el pasado 2 de mayo, como consecuencia de las vacaciones de la funcionaria directora de la […]

Hace 9 años

Bogotá, 29 de julio de 2008

Doctor DIEGO PALACIO BETANCOURT Ministro de la Protección Social

Referencia: Solución a la falta de atención en la Dirección Territorial de Trabajo y Seguridad Social en San Andrés y Providencia.

Atento saludo.

Desde el pasado 2 de mayo, como consecuencia de las vacaciones de la funcionaria directora de la Dirección Territorial de Trabajo y Seguridad Social de San Andrés y Providencia adscrita al Ministerio de la Protección Social, no se han tramitado más de 150 solicitudes laborales en relación con retiro parcial de cesantías, disfrute parcial de vacaciones, autorización de libranzas, registro de reglamento interno de trabajo, solicitud de investigación por presunto acoso laboral, modificación de junta directiva sindical y permiso laboral para menores de edad. El cuidado de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social está a cargo de la secretaria de la dirección, funcionaria sin ningún poder administrativo, y están suspendidos los servicios de telefonía y energía eléctrica de dicha oficina.

A los trabajadores sanandresanos, la falta de un funcionario que dé tramite a las solicitudes presentadas ante la Dirección en cuestión les deviene en graves perjuicios, al no poder atender apropiadamente sus obligaciones crediticias contraídas por cuenta de la compra o mejoramiento de vivienda o de las matrículas universitarias de sus hijos, entre otros asuntos.

En vista de lo expuesto, le solicito, señor ministro, que tal falta de atención en la Dirección Territorial de Trabajo y Seguridad Social se resuelva de inmediato, pues la anormalidad vigente se convierte en un estado de negación absoluta de algunos de los más elementales derechos de los trabajadores.

De antemano agradezco la atención que merezca la presente.

JORGE ENRIQUE ROBLEDO Senador de la República