Generic placeholder image
Generic placeholder image

Reforma electoral no persigue la corrupción y sí reduce la democracia

Para la bancada del Polo "La lista cerrada puede servir para esconder a los candidatos desacreditados pero no combate de verdad la corrupción y sí ataca la presencia del Polo y de sectores semejantes en las corporaciones públicas".

reforma electoral Reforma política

Hace 4 meses

Declaración

La reforma electoral acordada en La Habana debe servir para enfrentar en serio la gran corrupción política de Colombia y ampliar los derechos políticos democráticos. Pero el proyecto de acto legislativo propuesto por el gobierno del presidente Santos no solo no avanza en esas direcciones, sino que empeora las circunstancias.

La lista cerrada puede servir para esconder a los candidatos desacreditados pero no combate de verdad la corrupción y sí ataca la presencia del Polo y de sectores semejantes en las corporaciones públicas. Además hace imposibles las coaliciones de fuerzas minoritarias para el Congreso, las asambleas y los concejos.

Tampoco es de signo democrático que el gobierno se niegue a disminuir el umbral del tres al dos por ciento, para responder a las nuevas realidades políticas del país.

Es tan escaso el propósito de la reforma de enfrentar la corrupción política y electoral, que no ordena establecer el voto electrónico y mantiene la posibilidad legal de usar los recursos públicos como la “mermelada” con la que se constriñe a los electores.

En conclusión, la bancada del Polo Democrático Alternativo considera que la reforma electoral debe ser profundamente modificada.

 

Jorge Enrique Robledo                                              Alirio Uribe

Senado                                                                           Cámara de Representantes

 

Bogotá, 24 de mayo de 2017.