La peor reforma tributaria imaginable: Robledo

Boletín de prensa

screen-shot-2016-10-20-at-10-19-39-am

Aumentan los impuestos de los sectores populares y de la clase media y disminuyen los de las trasnacionales. Sí pagará más impuestos la canasta familiar. Maltrato a las empresas menores. La demagogia de Cárdenas se orienta por la máxima de Colbert de desplumar el ganso sin que chille demasiado. Nadie en el gobierno de Santos puede hablar en nombre del Polo, cuyo Comité Ejecutivo Nacional ya rechazó la reforma. Respaldo a la movilización.

La reforma tributaria de Santos es la peor que pueda concebirse. Porque consiste en subirles los impuestos a los sectores populares y a las clases medias y bajárselos a las trasnacionales, es decir, a los súper ricos del mundo, afirmó el senador Jorge Enrique Robledo.

La parte principal de los mayores ingresos para el fisco provendrá del aumento de los impuestos indirectos –IVA, combustibles y bebidas azucaradas–, que se sabe golpean infinitamente más a los sectores populares y a las clase medias que a los magnates. Es falsa, además, la afirmación del ministro Cárdenas de que la reforma no tocará la canasta familiar. Porque la encarece cuando el IVA general pasa de 16 a 19 por ciento –hoy ya el 60 por ciento de la canasta familiar paga IVA– y porque también se gravarán nuevos productos de dicha canasta, como arroz, cereales, café, etc.

La clase media también resulta golpeada porque con la reforma tendrán que declarar renta quienes tengan ingresos mensuales superiores a 2.7 millones de pesos, cuando ahora el castigo empieza en los 3,4 millones de pesos. 500 mil nuevos colombianos deberán declarar impuesto de renta.

En contraste, el impuesto de renta de las trasnacionales caerá del 43 al 32 por ciento. Y se resalta que a las trasnacionales porque ese es el problema, pues una disminución a las empresas de tallas menores puede ser, y más porque apenas les pasará del 34 al 32 por ciento. A las trasnacionales y a los monopolios les baja 11 por ciento y a las menores 2 por ciento. El senador Robledo explicó que en Colombia la desigualdad entre las empresas –con un Gini de .80– es peor que entre las personas y que si embargo el sistema tributario castiga con la mismas tasas a todas las empresas, mientras que en Estados Unidos, por ejemplo, las tasas de las empresas empiezan en 15 por ciento y van aumentando en proporción de sus ganancias.

El senador del Polo recordó que Jean-Baptiste Colbert, un ministro francés del Siglo XVII, pasó a la historia por decir que una reforma tributaria era el arte de desplumar al ganso sin que chillara demasiado, que es en lo anda el ministro Mauricio Cárdenas, echado cuentos para que los gansos, además, le queden agradecidos.

El senador del Polo democrático señaló nadie en el gobierno puede hablar en nombre del Polo, y menos para defender una reforma tan regresiva, reforma que ya rechazó su Comité Ejecutivo Nacional. Además, llamó a los colombianos a unirse a las movilizaciones contra la reforma tributaria convocadas por las centrales obreras y las demás organizaciones ciudadanas.

Oficina de Prensa

Bogotá, 20 de octubre de 2016

Senador Jorge Enrique Robledo